Lucas Reale: «Sólo un caso tuvo síntomas y el resto están bien»

El dirigente del Club Quilmes habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) acerca de los 7 casos que se dieron en el plantel de Liga Argentina. Además, se refirió a la conformación del plantel con las nuevas incorporaciones.

Lucas Reale habló en Marca Deportiva

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Los casos de COVID en Quilmes han llegado y en la previa de una nueva ventana de la Liga Argentina donde el equipo marplatense tiene decidido no participar. «En su momento cuando empezamos con las charlas con la AdC siempre se hizo hincapié en esto, se dijo que no iba a ser una temporada justa porque el hecho deportivo dependería de estas situaciones«, dijo el dirigente «cervecero» Lucas Reale en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

Ya hubo casos en el mismo lugar donde estaban jugando la ventana anterior de Lanús y ahora fue el turno del equipo de nuestra ciudad: «la burbuja en Olavarría se pasó una semana, en Lanús hubo casos en la primera burbuja con Viedma y Villa Mitre, además de Rocamora y después nos tocó a nosotros».

El jueves jugaron su último partido y luego se volvieron para Mar del Plata donde se empezaron a manifestar los inconvenientes: «al volver, tuvimos a un miembro con síntomas, se le hicieron los hisopados, el sábado le dio positivo y decidimos aislar a todo el grupo que estuvo en la burbuja hasta que pudiéramos hisoparlos hoy. Salvo el primer caso que tuvo síntomas, el resto están todos bien y no presentaron síntomas. Por protocolo los jugadores que estuvieron en contacto con las habitaciones han tenido que quedarse aislados».

La decisión de no asistir a la próxima burbuja también era necesaria porque desde lo deportivo tampoco tenían oportunidades de competir: «si bien son algunos, prácticamente nos falta la mitad del equipo. Es una enfermedad que no escatima en edad, los chicos están con algunas inquietudes pero lo importante es que estén tranquilos. Habrá una reunión en la AdC donde iban a ver la situación de todos los clubes de la burbuja y determinarán que se hace. En el caso de que los demás clubes estén bien, la burbuja se jugará».

El plantel había tomado quizás una conformación final para el resto de la temporada con las incorporaciones de Tirrell Brown (uno de los positivos de COVID) y principalmente de Luciano Ortiz que se dio directamente en la ventana de Lanús. Reale contó como fueron esas horas: «ya estábamos en Lanús y Olímpico quedó afuera el día anterior. A través de unos llamados del cuerpo técnico, el jugador expresó sus ganas de llegar y es lo que a veces complica más. Los chicos en algunos casos querían volver a ver sus familias y no querían jugar. Acá se dio el caso a la inversa, el club no tenía problemas y se hizo rápido porque ya estaba en Lanús. Nos parece una ficha interesante».

El mercado y la búsqueda no fue fácil porque no hay demasiado mercado y los valores se incrementaron notablemente: «se da la particularidad de que al cambiar la reglamentación y que sólo puedan bajar sólo jugadores Sub-23 el mercado se achicó mucho y los valores se incrementaron. El escollo principal pasaba porque la Liga se jugó de una manera distinta y la temporada fue más desgastante; sobre todo desde el factor psicológico», finalizó.