Merchant, a puro corazón, le dio la victoria a Quilmes

Jeffrey Merchant se había ido del juego porque se dobló el tobillo, pero aún en una pierna, volvió a la cancha y anotó 5 puntos claves para que Quilmes le ganara por 66 a 62 a Gimnasia de La Plata sumando su tercer triunfo en la ventana de Olavarría. Con esta victoria, prácticamente acaricia el objetivo de la clasificación a playoffs. Mañana se medirán Rivadavia a las 15.

Jeffrey Merchant volvió después de doblarse el tobillo y le dio el triunfo a sus compañeros (Foto: Emiliano Iriondo – Prensa CAE)

Quilmes estaba jugando un partido muy cerrado y complejo ante Gimnasia de La Plata en la tercera presentación de la ventana de Olavarría por Liga Argentina. Jeffrey Merchant que se había ido de la cancha con un esguince de tobillo, decidió volver para el peor momento de su equipo y le dio 5 puntos claves para el triunfo por 66 a 62.

Fue una victoria clave porque virtualmente le permite clasificarse a los playoffs de la temporada, pero todavía hay que esperar que se sigan completando asteriscos. Jeffrey terminó con 13 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias; mientras que Tirrell Brown volvió a ser el goleador con 19 unidades y 5 recobres.

La dinámica ofensiva fue moneda corriente en el primer parcial, hasta que el «cervecero» empezó a ajustar muy bien su defensa sellando la pintura y llegando rápido a la cobertura de toda la cancha. Así paso de perder por dos a ganar por 4 dejandole sólo tiros detrás de los 5 metros. El único que rompió con esa situación fue el ex IAE Club Pablo Alderete que anotó 8 unidades en ese parcial para permitirle volver al partido. Sin embargo, nadie pudo frenar a Tirrell Brown que, ante quien le ponían en la pintura, anotó para un total de 10 de los 16 puntos de su equipo.

En el segundo tramo del partido, Luciano Ortiz le dio soluciones a Gelpi y se transformó en gran protagonista con un parcial 9-0 de su equipo pero con todos los puntos del ex Olímpico de La Banda, algo que Merchant hasta el momento no le había podido dar. Gimnasia no encontraba la forma de responderle y anotó sólo 4 unidades en 7 minutos, en parte también gracias a la buena defensa del «tricolor» para forzar algunas situaciones. La máxima llegó a ser de 11, pero el «tripero» recuperó la vertical en el tramo final con 11 unidades en 3 minutos para irse con sólo 3 puntos de desventaja (33-30).

Iluminado por el sol, Raúl Pelorosso va en bandeja hacia el aro (Foto: Emiliano Iriondo – Prensa CAE)

Gimnasia volvió a cancha con Alderete nuevamente tomando decisiones y de las buenas para un 6-0 que lo puso al frente en los primeros movimientos. Quilmes estaba entrando en el embudo que le proponía el rival y se nublaba en ataque porque el banco tampoco le estaba dando goles. Para salir de esa situación, volvió a recurrir a Brown que sigue jugando en muy bien nivel para un parcial 8-0 que volvía a cambiar la ecuación. Con buen ritmo impuesto por ambos, se fueron al último descanso 52-47 para el conjunto de Mar del Plata.

Esos 10 minutos finales no comenzaron de la mejor manera porque otra vez Jeffrey Merchant se torció uno de sus tobillos como lo había pasado en otras dos oportunidades a lo largo de la temporada por lo que se retiró sin pisar hacia el banco donde le pusieron hielo. Gimnasia parecía mejor de la mano de Gianella y las corridas de Acuña que le permitieron ponerse iguales en el marcador. Quilmes no tenía claridad en ofensiva donde estaba muy estático, pero también lo padecía en el aro propio. Lo destrabó con su amor propio Merchant que increíblemente volvió al campo en una pierna y le permitió anotar 5 puntos (un triple y dos libres) además de sacar una falta ofensiva. Cada balón pesaba mucho a punto tal de llegar a los últimos 10 segundos con diferencia mínima para los marplatenses que pudieron defender bien, esquivar el triple de Gianella y celebrar una victoria clave.

Este viernes desde las 15 se medirán con Rivadavia de Mendoza en el penúltimo partido de la ventana y tratando de estirar este gran presente.