Alvarado perdió y se sigue complicando

El equipo de Rubén Forestello, en el debut del DT como local, perdió 1-0 ante Deportivo Morón en el Minella por la Fecha 27 de la Primera Nacional. El gol lo anotó Abascia de cabeza en el complemento. Alvarado tuvo sus oportunidades pero no pudo aprovecharlas por lo que acumula 8 partidos sin triunfos.

Alvarado no pudo con Deportivo Morón (Foto: Prensa Alvarado)

Alvarado tenía una buena oportunidad como local de salir de la mala racha. El rival no era sencillo porque el duro Deportivo Morón venía en una racha de empates consecutivos, pero con pocas victorias. Sin embargo, por la fecha 27 de la Primera Nacional, los tres puntos se los llevó el equipo visitante.

La victoria para el «Gallo» se terminó de dar en el segundo tiempo, cuando Lucas Abascia cabeceó para vencer la resistencia de Pedro Fernández en un Minella que lucía con su cabecera colmada alentando por el equipo que necesita sacarse de encima la mala racha cuanto antes. El tiro libre de esa jugada se generó en una infracción que para la gente del «Torito» no fue y la discusión terminó con la expulsión del DT.

Es que contó con las situaciones para abrir el marcador. Primero la tuvo Pons que definió tres dedos en el segundo palo con el arquero prácticamente vencido pero la pelota terminó dando del otro lado de la red. Lo intentó con pelotazos cruzados e incluso algunos frontales buscando a las dos torres que el entrenador decidió poner nuevamente. En el complemento, también contó con las suyas, ya que estrelló un tiro en el travesaño y tuvo una jugada clara que bajó Ramos de cabeza para la entrada de algún compañero, pero después de que Ramis la dejara pasar, Santiago González no pudo llegar antes que los defensores.

También los visitantes pudieron haber metido el primer tanto antes con un cabezazo a quemarropa en el área chica que sacó muy bien Pedro Fernández y Ramos en la línea la paró con el pecho y la despejó.

Tiene el arco cerrado y le cuesta mucho hacer un gol. Esta vez Morón se lo puso difícil con dos centrales duros que iban al choque también, pero no tuvo la profundidad necesaria por afuera ni con Solís ni con Astina. El rival aprovechó para controlar el partido cuando pudo, atacar cuando también se le daba la oportunidad, pero no lo tuvo arrinconado contra su propio arco ni mucho menos.

Lo que sucede es que el «Torito» no encuentra aún los argumentos para trasladar en el resultado las situaciones con las que cuenta y, con el correr de los minutos, parece ir perdiendo ese optimismo e intensidad. Terminó empujando, con Irazoque de delantero buscando un cabezazo salvador y la fortuna tampoco le jugó una buena pasada. Le quedó una chance concreta a Santiago González pero la tiró por arriba del travesaño, en una muy buena posición.

Ocho partidos sin ganar para Alvarado son muchos y los resultados lo empiezan a complicar porque en la actualidad, se encuentra a sólo 4 puntos de la zona de descenso directo que hoy ocupa Sacachispas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.