Alvarado sumó sus dos incorporaciones

Rápidamente, en la misma jornada y antes de iniciar la pre-temporada, Alvarado ya tiene sus dos incorporaciones: el lateral Emanuel Urquiza y el mediocampista Franco Cáseres. Características de los jugadores pedidos por Noto.

Franco Cáseres con la camiseta de Quilmes en Primera División.

Para el entrenador de Alvarado era primordial que los dos jugadores que se podían incorporar, pudieran hacerlo antes del comienzo de la pretemporada, para que estén a la par del grupo y puedan realizar todos los trabajos previos con el plantel, de cara al Nonagonal del Torneo Federal A. Y la dirigencia le dio el gusto a Gustavo Noto, que comenzará los entrenamientos el miércoles con todos a su disposición, porque este lunes se terminaron de concretar las incorporaciones de Franco Cáseres y Emanuel Urquiza, volante creativo y lateral, respectivamente.

Juego y desequilibrio con Franco Cáseres

Lo vio mucho Gustavo Noto en la última temporada cuando lo enfrentó con Camioneros y él defendía la camiseta de Independiente de Chivilcoy. Y a la hora de buscar las opciones para Alvarado, no dudó en apuntarle y concretó su llegada al club para que se convierta en el primer refuerzo para la etapa final del Torneo Federal A. El volante de creación, Franco Emmanuel Cáseres, que jugó en Primera División en Quilmes, se sumará al «torito» para el comienzo de la pretemporada.

Con la lesión de Ezequiel Ceballos, el equipo se había quedado sin un generador de juego natural y más allá de que en muchas oportunidades Patricio Escott se acomodó en esa posición, no era donde más cómodo se siente. Entonces, Noto tomó nota y buscó un jugador con esas características y que también pueda cumplir como volante externo. Y Franco Cáseres cumplió todos esos requisitos, tiene buen pie, juega en ambas posiciones y puede ser el nexo entre volantes y delanteros. Encarador, desequlibrante en el uno contra uno y con buen último pase para asistir, es una opción más que interesante para el ataque del «torito».

Nacido el 4 de marzo de 1993 en Chivilcoy, jugó en Independiente de su ciudad, hasta que a los 16 años emigró a Quilmes, convirtiéndose en la mayor promesa del club del sur del Gran Buenos Aires. Allí llamaba la atención por su talento y buen pie, hasta que debutó en Primera División el 9 de noviembre de 2014 ante Olimpo de Bahía Blanca. Admirador de Juan Román Riquelme, disputó tres partidos en la máxima categoría, una lesión le impidió lograr continuidad y quedó en libertad de acción a mitad de 2016. Entonces, volvió al equipo de su infancia y lo llevó a la final por el ascenso al Federal A, donde cayeron ante Estudiantes de Río Cuarto.

Ahora, Cáseres llega a Alvarado y podrá estar desde el primer día de la pretemporada, algo fundamental para el cuerpo técnico, que quiere tener a todos desde el arranque, para acumular entrenamientos y conseguir el mejor nivel de cada uno de los jugadores para la importante etapa que le tocará afrontar al club.

Experiencia, marca y salida con Emanuel Urquiza

Con 29 años, Urquiza tiene una larga trayectoria en el fútbol de ascenso y en Mar del Plata lo conocemos por su buen paso por Unión. Fue el apuntado por Gustavo Noto para reforzar una zona de la cancha en la que tenía un solo jugador por puesto y trajo uno que puede cumplir cualquiera de las dos funciones. Si bien su puesto natural es el de lateral derecho, Emanuel Nicolás Urquiza ha jugado en varias oportunidades como mediocampista y también puede ser una alternativa a Gabriel Compagnucci.

Nacido el 15 de julio de 1987 en en Rufino, Santa Fe, Urquiza fue baluarte del Sportivo Belgrano de San Francisco que logró el ascenso del Federal A a la Primera B Nacional, y estuvo durante cuatro temporadas en el conjunto cordobés, donde jugó cerca de 100 partidos. Sus comienzos fueron en Central Córdoba de Rosario en la Primera B Metropolitana, de donde fue a probar suerte al fútbol mexicano. La falta de cupo de extranjeros en el Atlante, impidieron que pudiera jugar más allá de entrenar seis meses con aquel equipo de Primera División.

A su vuelta de norteamerica, llegó a Unión de Mar del Plata y tuvo un interesante paso, con 33 partidos y tres goles, dejando una grata impresión por su buena salida por el sector derecho y la llegada con sorpresa al arco rival. De aquí, se fue a San Francisco, donde se mantuvo cuatro años. Sus últimos dos clubes, fueron en el Federal B, en Alumni de Villa María y San Martín de Mendoza.

Un total de 223 partidos en fútbol de ascenso, hacen de Emanuel Urquiza un refuerzo más que interesante para Gustavo Noto y para Alvarado, que tal como pretendía el entrenador, tendrá plantel completo para comenzar la pretemporada el próximo miércoles en la Villa Deportiva.