Alvarado se trajo una gran victoria sobre el final

El «Torito» venció 2-0 a Chacarita en la fecha 32 de la Primera Nacional con los dos goles en el cierre del cotejo. Primero fue Alan Robledo (un ex Funebrero) y luego Ezequiel Vidal los que permitieron alcanzar la segunda victoria de manera consecutiva. El equipo de Coyette todavía tiene ilusiones de meterse en la Copa Argentina.

Ezequiel Vidal festejando su segundo gol (Foto: Prensa Chacarita)

Alvarado pudo sacar adelante un partido muy importante frente a Chacarita como visitante en la fecha 32 de la Primera Nacional y se quedó con el triunfo 2-0 sobre el final. La inclusión de Vidal por parte del entrenador fue un punto clave porque metió el córner del primer gol y además convirtió el segundo; todo en un margen de dos minutos.

Ahora, con 39 puntos, se ilusiona con seguir sumando en las dos fechas finales y pelear por la clasificación a la próxima Copa Argentina del 2022.

En las primeras jugadas los dos mostraban intenciones en un terreno que estaba rápido por la lluvia caída en la previa del partido. El tiro al arco que empezó a abrir el partido fue de Baiardino que buscó el segundo palo y se encontró con la respuesta de Pedro Fernández. Lo mismo pasó con el otro 9 porque Cadenazzi bajó una pelota cruzada y definió al primer palo donde también Tripodi tuvo una sólida respuesta.

De a poco, el «Funebrero» empezó a presionar sobre el arco marplatense. Primero con un disparo de Nieto que se fue apenas desviado y luego el mismo jugador habilitó a Perdomo que quedó cara a cara con el ex Chacarita Pedro Fernández, pero el uno salió rápido y despejó el peligro. Siempre parecía que podía estar más cerca el local de conseguir una situación clara de gol.

Promediando la etapa, los dos equipos empezaron a entrar en imprecisiones y al «Torito» le costaba aún más sabiendo que los pocos intentos que tuvo fueron siempre por las bandas donde trataba de aprovechar a Cáceres y Mieres que volvía a ser titular después de un partido de ausencia. Justamente el lateral tuvo una situación de gol involuntaria porque quiso tirar un centro y la pelota hizo una extraña curva hacia el arco donde Tripodi estaba bien parado y la sacó al córner.

Los intentos eran aislados. Jaurena probó de media distancia y se fue cerca luego de recuperar el balón en mitad de cancha. Defensivamente, el trabajo de Irazoque era sólido a pesar de que era el lugar donde más buscaba atacar el dueño de casa. De pelota parada, Ledesma ganó en un córner y la pelota pegó en el travesaño. El tramo final del primer tiempo fue más favorable para los marplatenses pero con pocas ideas ofensivas.

Chacarita tuvo una más. Vitale la perdió en el mediocampo y en el contragolpe, Baiardino quedó de frente al arco pero la tiró afuera en una oportunidad clara. Se fueron al descanso sin abrir el marcador.

Alvarado está cerrando su temporada en la Primera Nacional (Foto: Prensa Chacarita)

Alvarado necesitaba juego asociado por dentro que no había tenido durante el primer tiempo. A los 8 minutos, Coyette hizo ingresar a Leandro Navarro y Matías «Coquito» Rodríguez para buscar esa conexión. Chacarita no estaba tomando bien las marcas y lo padeció a la salida de un córner. Perdieron a Mauro Valiente que fue a buscar una pelota profunda y quedó mano a mano con Tripodi. En la más clara para los marplatenses, la tiró afuera el jugador que está a préstamo de Talleres de Córdoba.

Chacarita parecía que dependía mucho de lo que pudiera hacer Nieto con su habilidad para desequilibrar. El 10 se volcaba al sector derecho del ataque y desde allí trataba de encontrar algún compañero sin éxito. Lo más peligroso que pudo hacer fue una chilena improvisada para la que no tuvo inconvenientes Pedro Fernández. Con el correr de los minutos y un campo que cada vez estaba más pesado por la lluvia, cada vez había menos chances.

Alvarado cada vez que desbordó, falló en el centro. «Coquito» Rodríguez con su pegada inmediatamente tiraba la pelota en profundidad porque Chacarita defendía en línea y dejaba mucho espacio. Cuando parecía que el partido iba derecho al empate 0 a 0, llegó la acción.

Un córner cayó en el corazón del área con la buena pegada de Vidal y luego de un par de rebotes porque nadie le pudo pegar al arco, Alan Robledo justamente un ex Chacarita, la colocó bien arriba. El gol fue un golpe de KO en el partido.

Un minuto después, la recuperó el «Torito» en el fondo y tiró el pelotazo para Giacomini que desafió esa última línea adelantada. El delantero encaró a Tripodi y definió esquinado. Después de un rebote en el pie del arquero, la pelota pegó en el palo. Nadie marcó en el rebote y Ezequiel Vidal la metió con el arco vacío. Un 2-0 en tiempo récord para asegurarse los tres puntos, algo que rubricaría con la expulsión del juvenil Juárez.

Alvarado sigue soñando con ingresar a la Copa Argentina y tendrá dos partidos más para lograrlo. Primero, el próximo sábado recibiendo a Nueva Chicago y en la última fecha, recibiendo a Almirante Brown uno de los líderes de la tabla de posiciones.