Alvarado viaja con 19 jugadores a Ramallo

Después de una semana donde Joaquín Susvielles no se pudo entrenar por una molestia física y con Rago que ya superó un esguince de tobillo, Alvarado viaja hacia Villa Ramallo para jugar con Defensores de Belgrano el próximo sábado a las 16. Giganti haría un sólo cambio.

Alvarado trabajó durante la semana. (Foto: Prensa Alvarado)

Esta medianoche Alvarado viaja con destino a Villa Ramallo donde esperará por el partido del sábado a las 16 ante Defensores de Belgrano en el partido de vuelta por los playoffs del Torneo Federal «A»; buscando mantener su ilusión de ascender a la B Nacional.

El entrenador sabe que el equipo necesita un empate para ir a los penales o una victoria en cancha ajena para pasar de ronda. Como precaución, la delegación tendrá 19 jugadores ya que Joaquín Susvielles no entrenó en toda la semana por una dolencia física que de todas maneras no le impediría estar en cancha el sábado. Otro que tuvo una semana distinta fue Juan Francisco Rago que recibió un pisotón en un tobillo durante el partido anterior que le generó un esguince. De todas maneras, el arquero entrenó con normalidad y se fue cuidando la zona a medida que evolucionó la semana.

En consecuencia, no habría más de una modificación, que sería el regreso de Tomás Mantia tras cumplir la fecha de suspensión en lugar de Mauro Castro.

La otra buena noticia entre los convocados, es que vuelve a estar a disposición Gonzalo Lucero, luego del desgarro que lo marginó de la serie con chaco y la ida frente a Defensores.

Los que viajan son: los arqueros Juan Francisco Rago y Matías Quinteros; los defensores Gastón Martínez, Federico Paulucci, Martín Quiles, Matías Caro, Tomás Mantia y Emanuel Urquiza; los mediocampistas Martín Palisi, César Cocchi, Francisco Molina, Gonzalo Lucero, Walter Erviti, Marcos Litre, Ezequiel Riera y Ezequiel Ceballos; y los delanteros Wilson Albarracín, Joaquín Susvielles y Jonathan La Rosa.

El encuentro, que se disputará el sábado las 16 en el estadio Salomón Boeseldin, será arbitrado por Sebastián Ranciglio de Casilda, acompañado desde las líneas por Matías Bianchi (Rosario) y Carlos Mihura (Mercedes).