Alvarado perdió en su estreno de la temporada

El conjunto de Mauricio Giganti perdió 1-0 ante San Martín de San Juan como visitante abriendo la temporada 2024 de la Primera Nacional. Si bien el gol fue de pelota parada a través de Nicolás Franco en el primer tiempo, tuvo más situaciones del dueño de casa. Por momentos tuvo el balón pero fue muy intermitente.

Alvarado no pudo en el debut (Foto: Diario De Cuyo)

Alvarado empezó su año en la Primera Nacional. Después de mucha expectativa en la previa, el equipo de Mauricio Giganti perdió 1-0 ante San Martín de San Juan como visitante y dejó varias cosas en el haber como algunas cosas en el debe. El único gol fue anotado a través de pelota parada con un buen cabezazo de Nicolás Franco en el primer tiempo.

Desde un inicio, los marplatenses demostraron que saldrá por debajo cada vez que pueda con los centrales tocando para el arquero en la salida desde el arco. Por las bandas inquietó con un par de centros en las primeras jugadas. Los dos intercambiaron intenciones pero sin profundidad ni situaciones de gol hasta que, en el cuarto de hora un anticipo de Jaurena que era el volante de más despliegue, le dejó la pelota a Vadalá que sin acomodarse demasiado le pegó como venía y se fue cruzado y cerca del segundo palo de Borgogno.

El local respondió marcando un gol en posición adelantada que fue anulado pero demostrando cierto peligro cuando atacaba, sobre todo por la banda izquierda. Por ese sector insistió y generó buenas situaciones, que no terminaron exigiendo a Lungarzo. Cuando atacaba el conjunto local parecía más preciso y aprovechaba las segundas pelotas. Heredia a los 25 minutos ensayó un fuerte remate desde tres cuartos de cancha que Lungarzo sacó al corner con una muy buena tapada.

Luego del parate para hidratarse, el equipo de Giganti empezó a tener más juego asociado y buenas combinaciones. La apuesta por los centros no encontraba precisión pero había espacios para llegar por las bandas con los extremos asociandose con los laterales y Vadalá como eje de juego. Sin embargo, en ese buen momento, una infracción del motorcito Jaurena, terminó en un tiro libre que cayó en el corazón del área luego de un preciso centro de Zacarías y Nicolás Franco cabeceó perfectamente al segundo palo para el 1-0. A partir de ahí, casi todo fue de San Martín que manejaba la pelota con más paciencia.

La última de la primera parte fue un tiro libre de Jaurena que se fue apenas desviado en una buena posición, recto al arco y a un par de metros del borde del área.

En el inicio del complemento, los dos fueron por más. Robledo perdió una pelota en la mitad de la cancha y Maximiliano Casa le pegó cruzado. Respondió Lungarzo con rebote hacia el medio y ahí Franco la tomó de frente pero le pegó pifiado. Se fue muy cerca pero fue una oportunidad clara.

El local inquietaba ahora por derecha, por el lugar de Monzón. La salida por bajo todo el tiempo le trajo dolores de cabeza porque dos entregas malas de Lungarzo le dieron la oportunidad del segundo gol a San Martín que estaba muy atento a cada pelota. Estaba mucho mejor el dueño de casa y lo demostró en el cuarto de hora con otro remate de Franco que sacó el “monito” al córner.

La reacción la encontró Vadalá que cuando podía tener participación, trataba de armar juego. El 10 enganchó en la puerta del área y le pegó con derecha buscando el primer palo. Se fue cerca pero era una buena señal ante el dominio sanjuanino que parecía más metido en el juego y además, jugaba con el resultado a favor. Giganti decidió sacar a Vadalá y poner a Barbieri que, en la primera que tuvo con un centro atrás de otro ingresado como Aleo, tuvo una situación muy clara. Sin embargo, le pegó mal y afuera en el punto penal y de frente al arco.

Entre el calor y la intensidad, comenzaron los cambios buscando alternativas en ataque y también en el mediocampo donde por momentos, casi no había posesión. En ese movimiento de piezas, “Pancho” Martínez encontró más respuestas. Tuvo el segundo gol con un centro al corazón del área donde el experimentado Federico González definió mal pensando más en el penal que en definir con comodidad ante la marca de Bettini.

Alvarado se la jugó en ataque e insitió tirando la pelota al área. Un centro de Aleo parecía ser el empate. Lucas Rebecchi la cabeceó a la carrera y Borgogno tapó el empate a puro reflejo. Parecía que si no era ahí, no iba a darse. Tuvo una más Rebecchi con un tiro lejano que otra vez el arquero tomó en un tiempo en otra gran atajada. Derrota en el inicio del año, algunas cosas positivas y otras por corregir para el elenco de Giganti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *