Alvarado sigue imparable: venció a Chacarita como local

El equipo de Gastón Coyette acumula 7 partidos sin derrotas luego de superar esta tarde al «Funebrero» por 2 a 1 en el Minella y por la fecha 15 de la Primera Nacional. Felipe Cadenazzi y Marcos Astina anotaron los goles marplatenses, mientras que Ramiro Ríos igualó provisoriamente.

Felipe Cadenazzi anotó 6 goles en los últimos 3 partidos. (Foto: Florencia Arroyos)

Alvarado estiró su gran momento en la Primera Nacional con un triunfo más ante Chacarita en la fecha 15 de la Primera Nacional. Fue 2-1 con las anotaciones de Felipe Cadenazzi y Marcos Astina para conservar el séptimo lugar de la tabla de posiciones que además, lo estaría clasificando a la Copa Argentina.

El primer cuarto de hora mostró acercamientos al área de ambos equipos pero las defensas podían cortar antes de la puntada final. El dueño de casa tenía mucha circulación de balón y en la primera donde pudo patear al arco, se puso en ventaja. Después de un centro desde la derecha, Cadenazzi que regresaba a la titularidad luego del COVID-19, la frenó de espaldas y le pegó cayéndose. Con una cuota de fortuna, la pelota se levantó por encima de Tripodi y terminó entrando de emboquillada. Gran gol para ratificar el excelente momento del 9 del equipo marplatense.

Durante todo el primer tiempo, las más claras fueron para los dirigidos por Coyette. Las buenas construcciones ofensivas estuvieron a la orden del día con mucho protagonismo de Darío Cáceres por la banda izquierda. Las dos que podrían haber terminado en otro gol fueron por ese sector. Primero con el pase del lateral hacia atrás que Astina tiró por encima del travesaño en el punto penal cuando Tripodi parecía estar entregado. La siguiente fue con un encendido Cadenazzi que recibió de Astina y por la izquierda también, remató al arco aunque esta vez se encontró con las manos del arqueros.

El «Funebrero» atacó cuando pudo y mostró buenas herramientas, sobre todo en la combinación de sus dos delanteros y los pases punzantes de Mazur. A pesar de los intentos que tuvo, Alsina se fue construyendo en uno de los mejores de ese primer tiempo despejando casi todo el peligro. La más clara fue generada por Gallegos que llegó al final de la cancha y tiró el centro. Luciano Nieto no le pudo poner el pie a la pelota cuando lo cerraba Pedro Fernández, sino podría haber sido el empate.

La conclusión de los 45 minutos iniciales daba a Alvarado como un justo ganador parcial del cotejo, incluso generando más fútbol que su rival.

En el inicio del complemento, Chacarita pudo empatar a través de una pelota parada. Fue una extraña definición porque el tiro libre fue prácticamente un pase-gol razante que cruzó el área. Ramiro Ríos la tomó en el segundo palo y definió fuerte, tan fuerte que Pedro Fernández sólo pudo desviarla pero la pelota infló la red igual para un sorpresivo empate.

El partido entró en un momento de mucho ida y vuelta. Ibáñez cabeceó un buen centro de contragolpe en el área chica y el balón se estrelló en el palo por lo que se terminó salvando el dueño de casa. Necesitaba reaccionar cuanto antes el «Torito» e incluso quizás con un cambio, modificar la dinámica del encuentro.

Fue Mieres el que rompió con la lógica y ya estaba posicionado casi como un mediocampista ofensivo. Vidal se la cedió tirandose al piso y el lateral la cruzó el pase para que entre sólo Astina y defina tranquilo ante Tripodi. Otra vez había golpeado el equipo marplatense y, a pesar de que no era su mejor momento en el partido, se puso nuevamente en ventaja.

Después del gol, no pasó mayores sobresaltos porque equilibró el juego porque el equipo de Aldirico no tuvo reacción y ya no tenía tanta profundidad como al inicio del complemento. Los cambios también le trajeron piernas frescas con el regreso de Iván Molinas como dato saliente luego de superar su lesión que lo dejó fuera de las canchas durante un largo período de tiempo. Se dio incluso el gusto de tener una oportunidad de gol cuando el partido estaba definitivamente roto, pero Tripodi volvió a tapar.

Sobre el epílogo, Chacarita tiró la pelota larga buscando que algún rebote le diera el empate nuevamente. Tuvo una sola chance que Fernández atrapó sin problemas y sin dar rebote en el primer palo. A los 50 minutos, tuvo la última Jaurena en un controlpe 4 contra 2, pero también fue al centro del arco donde estaba el experimentado arquero funebrero.

Ya son 7 los partidos que los marplatenses acumulan sin derrotas y además obtuvo 17 de los últimos 21 puntos en disputa. Ahora, después de un lunes de descanso, el equipo de Coyette empezará a recuperar jugadores para enfrentar el próximo sábado a las 15 a Nueva Chicago en condición de visitante.