Mauricio Giganti: «Tengo el presentimiento de que es sólo el comienzo»

El entrenador de Alvarado habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el importante triunfo en San Luis y se ilusionó con un tramo final favorable para clasificar: «me preocupa generar situaciones y no convertir», agregó. Sobre el partido ante Boca por Copa Argentina indicó que «es un lindo desafío, estoy feliz».

Mauricio Giganti habló en Marca Deportiva Radio.

Alvarado atraviesa una semana particular. Después del triunfo en San Luis ante Juventud Unida, se enteró que jugará por Copa Argentina a Boca Juniors por los 32avos de final, pero es tan grande el objetivo que persiguen que nada le hace cambiar el rumbo a su entrenador Mauricio Giganti.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) habló sobre la clasificación: «debemos mirar lo propio, dependemos de nosotros y de nadie más, eso es lo importante», destacó.

En el análisis de lo que realiza su equipo en el campo, respondió porque elije jugar con un sólo centro delantero: «Litre también es delantero y Molina lo estamos poniendo por adentro para recibir más pases de Erviti. Fuimos a ganar un partido a San Luis y no pudimos convertir. Tenemos un equipo ofensivo y creo que el primer tiempo con Juventud fue de lo mejor del campeonato», sentenció.

La presencia de Walter Erviti es un fuerte atractivo a la hora de buscar a quien pasarle el balón, pero para mejorar su performance, decidió cambiarlo de lugar en la cancha: «a partir de este partido empezó un poco más atrás porque queríamos que el primer pase lo reciba él para que sea quien da el segundo pase más limpio. Anteriormente jugó más arriba y recibía mal perfilado y de espaldas al campo por lo que era más fácil marcarlo. Se lo mostramos en un análisis de video y le gustó».

Desde hace un tiempo a esta parte, entre las falencias del equipo, Giganti sigue preocupado por la poca efectividad frente al arco: «la preocupación más grande que tengo como entrenador es que generamos muchas situaciones y no las podemos convertir, pero siempre es bueno que las situaciones estén. Tenemos un equipo agresivo y competitivo que era lo que les quería trasladar a los jugadores».

La actitud y el planteo utilizado ante Juventud Unida lo llevan a pensar que puede ser un punto de inflexión: «tengo el presentimiento de que esto es sólo el comienzo. Hubo un antes y un después luego de Juventud y estamos en alza».

Por último, no podía evitar el cruce con el líder de la Super Liga en la Copa Argentina: «venía de entrenar y me empezaron a caer mensajes en el momento que salió la bolilla de Alvarado. Dije algo pasó», bromeó. Luego afirmó que «como entrenador nos gusta jugar con los mejores, es un lindo desafío, estoy feliz. Lo más inmediato que me quita el sueño es Ferro de Pico, lo otro se verá».