Aldosivi perdió puntos importantes, pero se clasificó a 4° de final

El equipo de Martín Palermo lo ganaba 1-0 ante Arsenal con gol de Cauteruccio, pero se lo dieron vuelta en el complemento con dos tantos de cabeza de Facundo Kruspzky. Para el «Tiburón» eran puntos importantes pensando en el promedio del descenso, pero hizo historia clasificándose a cuartos de final de la Copa de la Liga Argentina donde se cruzará con el Racing de Fernando Gago.

Aldosivi iba ganando un partido clave en su lucha constante por engrosar el promedio del descenso, pero Arsenal se lo dio vuelta en el complemento para ganarlo 2-1 en el Minella. A pesar de ello, con las derrotas de Tigre y Huracán, clasificó en el cuarto puesto de la Zona a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

El local se empezó a repetir en el inicio del juego en la búsqueda de Mosquera a veces con pelotazos demasiado largos que no tenía posibilidades de correr siquiera. Por momentos había demasiado espacio porque iban y venían, por lo que se sólo se trataba de tener precisión en los metros finales para que alguien pudiera ponerse en ventaja.

La situación más clara fue justamente con un Mario López Quintana adelantado en la recuperación. El zaguero, después de recibir de Morello puso un pase milimétrico que superó a tres jugadores de Arsenal para llegarle a Cauteruccio. El goleador la tocó de primera para Mosquera que quedó sólo de frente al arco. Rápidamente achicó Alejandro Medina y cuando fue a definir, el remate dio en las piernas del arquero.

El «Tiburón» pudo abrir el marcador, cuando no, con Cauteruccio. Luego de un córner, despejó mal Arsenal y la pelota le cayó a Fernando Román. El centro milimétrico del paraguayo fue para «Caute» que delante de su marca cabeceó cayendose delante de Medina que ya no tenía respuesta. Hubo suspenso en el Minella porque se revisó en el VAR la posición del delantero, pero finalmente se decretó el gol.

Casi lo empata inmediatamente el «Arse» con un tiro libre que cayó en el corazón del área y el paraguayo Cristian Colmán apareció sólo delante del arquero. Cabeceó pero la pelota le quedó muy abajo e increíblemente, la tiró afuera.

Pero Aldosivi era más, podía ser incisivo y punzante en los tramos finales. Tuvo dos oportunidades Mosquera apareciendo por izquierda, pero cuando fue a disparar de frente al arco, siempre lo cerraba alguien. Marcelo Meli tuvo la suya con un remate de media distancia en una segunda jugada y el remate se estrelló en el travesaño defendido por Medina.

Los últimos minutos del primer tiempo fueron todos de Arsenal porque ya no tenía la pelota el local y aprovechó para atacar con sus armas. Por los laterales lo intentó y tuvo una muy clara. Desbordó Chimino y tiró el centro para el ingreso en soledad de Picco. El mediocampista le puso el pie a la pelota y trató de cambiarle el palo a Devecchi, pero el arquero respondió magistralmente para sacarla a un costado.

Fernando Román en ataque (Foto: Prensa Aldosivi)

En la segunda parte, ya no tuvo tanto la pelota el equipo marplatense. Inquietó con algún contragolpe, pero Arsenal también parecía inofensivo cuando tenía el balón. Como no podía cambiar la dinámica del partido ni inquietar demasiado a Devecchi, apuntó Madelón a hacer cambios. Ingresaron Brochero y Krupzsky que en la primera que combinaron, pudieron igualar el partido.

Un desborde del primero resultó un centro al segundo palo donde el juvenil de la visita entró acompañado desde lejos por la marca de Rufino Lucero. Le puso la cabeza al envío y nada pudo hacer esta vez el buen arquero del dueño de casa. Empate en un momento que le servía al «Tiburón» para reaccionar. Lejos de eso, el equipo visitante siguió insistiendo con un buen aporte también de Apaolaza que fue más punzante que Colmán.

De a poco, Aldosivi parecía perdido en el campo y ya sin la pelota, sólo tratando de aguantar. A los 32 minutos, un córner cayó en el segundo palo donde nuevamente Kruspzky apareció ganándole a su marca y poniéndole la cabeza al envío. La pelota pegó en el travesaño, rebotó en Devecchi y se transformó en el 2-1. Arsenal le daba vuelta el partido y Palermo lo salió a buscar con los ingresos de Pisano y Iñiguez, además del regreso de Leandro Maciel.

Los últimos intentos ya fueron demasiado desprolijos y todo lo que había hecho bien en el primer tiempo, lo desperdició en el complemento con una postura demasiado retrasada en el campo pero lo que más lamenta son los tres puntos que perdió ante un rival directo aunque le queda la alegría de saberse entre los 8 mejores del torneo donde ahora tendrá que cruzarse con el Racing de Fernando Gago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.