Alvarado ganó como visitante en un partidazo frente a Quilmes

El equipo marplatense venció 4-3 a Quilmes por la fecha 9 de la Primera Nacional en un encuentro muy atractivo. Los goles fueron de Astina (2), Navarro y Malagueño, mientras que Pons, Fernández en contra y Bonetto marcaron para el dueño de casa. Primera victoria y primeros goles del «Torito» fuera del Minella.

Quilmes y Alvardo protagonizaron un partidazo (Foto: TyC Sports)

Fue un partido no apto para personas con problemas cardíacos, pero tampoco para aquellos que quieren defensas sólidas. Alvarado le ganó 4-3 a Quilmes como visitante por la fecha 9 de la Primera Nacional y, por primera vez, anotó goles y ganó fuera del Minella.

Para no parpadear fueron los más de 90 minutos que se jugaron con dos equipos que priorizaron atacar con mucha gente, pero también dejando espacios. Hubo errores, jugadas desafortunadas y grandes definiciones para una tarde con 7 goles en el Centenario donde el local recordaba al «Indio» Gómez.

Los dos equipos mostraron mucha dinámica desde un inicio, sin mediocampo porque los dos pasaban rápido por esa zona. La primera fue para el «Torito» y la construyeron por derecha entre Astina y Giacomini pero le quedó el centro delantero sin ángulo y no tuvo problemas Saracho en despejar. El local elegía constantemente el sector derecho con Moreira u Ortega ganándole la pulseada al paraguayo Cáceres para lastimar con centros. El ex «Torito» Julián Bonetto tuvo la más clara pero la tiró por arriba del travesaño. De contragolpe, Jaurena robó en mitad de cancha y cedió para Vidal que esperó el momento justo para habilitar a Giacomini en el corazón del área chica y el delantero la tiró afuera en una situación muy clara. Todo eso antes del cuarto de hora.

A Alvarado le costaba salir jugando porque Quilmes lo presionaba bien y ya no tenía tanto la pelota. Entonces decidió salir con un pelotazo a los 23 minutos que Giacomini bajó para el medio. Tomó la pelota Vidal con mucho espacio y habilitó a Marcos Astina que encaró al arquero y se la picó por encima del cuerpo. Un golazo del equipo marplatense aprovechando las virtudes de sus tres delanteros.

El partido estaba más presto para el «cervecero» que recuperaba la pelota y salía disparado en ataque, pero dejaba mucho espacio para los contragolpes detrás de su línea de volantes. Bonetto, en una de las jugadas asociadas, disparó al arco pero no tuvo problemas Pedro Fernández. La espalda de Cáceres fue una tentación todo el primer tiempo y a los 35 minutos, en una triangulación por ese sector llegó el centro que salió a cortar el arquero pero sólo la desvió para dejarsela en la cabeza a la carrera a Facundo Pons que con el arco sólo, tuvo que desviarla para empatar el partido.

La mala fortuna, junto con la falencia en las salidas fueron una combinación letal para quedar 1-2. La perdieron en la banda izquierda y cuando recibió Acevedo le pegó buscando el segundo palo. La pelota impactó en la madera y luego en la espalda del arquero para terminar dentro del arco. Sin embargo, Alvarado respondió porque a los 42 minutos, la pegada de Leandro Navarro hizo lo suyo. Le dejaron espacio a los 42 minutos para que la coloque junto a un palo de Saracho y ponga el 2-2.

Astina fue una de las figuras de Alvarado (Foto: Prensa Quilmes AC)

El partido estaba abierto y había quedado demostrado que los dos se podían lastimar. En una de las primeras de la segunda parte, Jaurena encaró con pelota dominada y mucho espacio, algo que sucedía a menudo. El juvenil abrió para Astina sobre la izquierda y el 7 bravo del «Torito» enganchó para el medio para, literalmente, colgarla del ángulo. El partido se ponía 3 a 2 pero era sólo el principio.

Dos minutos más tarde, de un pelotazo largo, Bonetto fue a buscar el balón, Fernández salió lejos y el ex Alvarado la punteó por arriba del arquero para volver a empatar el encuentro. A pesar de los goles no paraban de ir y venir, por lo que el final partido era realmente incierto.

Primero lo tuvo Acevedo que definió casi sin ángulo al segundo palo y casi se le mete de nuevo a Fernández. A los 25 minutos, Saracho hizo un mal saque de arco y cortó Malagueño en la primera que tocó. Después de una serie de rebotes dentro del área donde estaba también Astina, le dejó la pelota a Franco que le pegó al primer palo y puso el 4-3.

A partir de ahí y con los cambios de ambos entrenadores, ya a Quilmes le costó mucho generar peligro y parecía que el quinto gol marplatense podía llegar en cualquier momento porque había mucho espacio en el terreno propio del «cervecero». Ninguno de los dos alteró el resultado final y para los marplatenses es una enorme tranquilidad sumar un triunfo más, el primero fuera del Minella en la temporada.