Aldosivi lo dio vuelta, lo aguantó y logró un valioso triunfo

Otra vez el conjunto marplatense logró una importante victoria como visitante. Esta vez fue 2-1 ante Lanús luego de un gran primer tiempo de los dos equipos. Los goles se dieron al inicio cuando Lautaro Acosta puso en ventaja al local y en dos minutos, Cauteruccio y Maciel anotaron los goles del triunfo y además se asistieron entre sí. En el segundo tiempo la pasó mal y se defendió muy atrás.

El infalible Cauteruccio tuvo una y fue el 1-1. (Foto: Prensa Aldosivi)

Parece que así es Aldosivi. La pasa mal, sufre y a veces se defiende muy atrás, pero de todas maneras se lleva los tres puntos. El «Tiburón» venció 2-1 a Lanús como visitante mostrando dos caras con un gran primer tiempo y un mal complemento. De todas maneras, acumula cuatro triunfos consecutivos en la Copa de la Liga Profesional y está tercero en la Zona.

Un dato saliente es que por primera vez en mucho tiempo, Palermo pudo repetir los mismos once iniciales en cuatro partidos de manera consecutivos, algo que no tiene antecedentes con el equipo en Primera.

En los primeros minutos se vio un poco de lo que sería la disputa por el flanco derecho del ataque marplatense. La espalda de Bernabei tenía la velocidad de Mosquera como herramienta. Dos pases de Cauteruccio hacia ese sector, dejó en evidencia ese espacio pero no encontró precisión. Cuando Lanús atacó por ese sector, Lucero quedó sólo con Bernabei y Malcorra y eligió salir a marcar al lateral dejando un espacio muy grande. Alexandro tuvo mucho tiempo para llegar hasta el fondo y meter un preciso centro para la entrada en soledad de Lautaro Acosta que no tenía marcas porque toda la defensa quedó corrida y, de palomita, puso el 1-0 muy pronto en el partido.

A los 8 minutos llegó la respuesta del «Tiburón». No le des espacio a Cauteruccio porque la pagás. Morello la peleó bien arriba, le quedó la pelota a Leandro Maciel que metió un pase en profundidad para el goleador que recibió perfilado hacia el arco y no falló. Remate fuerte, entre las piernas de Monetti para el 1-1. Aprovechó el momento para darlo vuelta en dos minutos. El duelo entre Bernabei y Mosquera seguía siendo clave y el colombiano le ganó el fondo de la cancha y tiró el centro atrás. Cauteruccio se la pivoteó a Maciel y el ex Lanús le metió un zurdazo fuerte que pegó en el travesaño y se metió. Intenso comienzo de partido.

Como si fuera poco, tuvo dos chances caras el «granate». Una otra vez con un centro cruzado donde volvió a cabecear Acosta a espaldas de Román pero desviado y luego José López pateó al lado de Devecchi en el área chica pero el arquero tapó bien.

Después de unos minutos donde se bajó un poco la intensidad, el ida y vuelta era constante. Lanús tuvo un momento con buenas aproximaciones marcando la diferencia siempre por las bandas a pesar de la lesión de Malcorra que fue reemplazado por Ángel González obligando a Lautaro Acosta a cambiar de punta. Los marplatenses tuvieron una clara luego de que Maciel de gran primer tiempo recuperara la pelota en la salida y cediera para Brian Martínez. A «Chaco» se le quedó la pelota atrás y definió desviado cuando estaba cara a cara con Monetti. Fue un gran primer tiempo y parecía que el segundo tramo del juego sería igual.

Aldosivi celebra el gol de Maciel (Foto: Prensa Aldosivi)

En el inicio del complemento, los marplatenses perdieron la pelota. El dominio lo tenía el conjunto de Almirón y empezaba a lastimar empujando al «Tiburón» hacia su propia área. No lo empató porque careció de precisión en los metros finales y eso que contó con situaciones incluso en el área chica donde Lautaro Acosta no llegó a empujar un centro fuerte o López no podía terminar de acomodarse para sacar el remate en el área. Bernabei también probó de media distancia haciendo la diagonal y la pelota se fue apenas desviada encima del travesaño.

El ingreso de Meli no cambió la ecuación buscando tener más presencia en el mediocampo. Lanús arrinconó literalmente a Aldosivi contra su arco y era un milagro que una de las tantas llegadas, no se transformara en el empate. Devecchi intervino en un remate que tenía destino de gol y el resto eran salvadas milagrosas a último momento dentro del área.

Ante esa situación Palermo mandó a cancha a Boolsen para armar una línea defensiva más sólida y a Milo por el amonestado Román que era el más buscado por Lanús para atacar. Además, sacó a los dos extremos para poner a Tomás Martínez.

La iniciativa la seguía teniendo el dueño de casa, pero ya lo contenía un poco mejor porque las diagonales de Brian Aguirre eran contenidas por Meli y cuando podía, el equipo de Palermo intentaba tenerla. Lo tuvo que aguantar, corrió en exceso y la pasó mal pero pudo obtener lo que buscaba.

Cuarto triunfo consecutivo para el «Tiburón» que está metido en la lucha por la clasificación pero en realidad sigue sumando puntos importantes para engrosar su promedio en una semana corta donde tendrá que recibir el viernes a Rosario Central en el Minella.