Alvarado logró el triunfo que necesitaba

El «Torito» superó como local a Estudiantes de Río Cuarto por 3 a 2 en el Minella sumando los tres puntos en el momento que más lo necesitaba. Diego Becker en dos oportunidades y Germán Rivero anotaron los goles, mientras que luego descontaron Bruno Sepúlveda e Ibrahim Hesar.

El festejo final de Alvarado (Foto: Florencia Arroyos)

Alvarado necesitaba ganar y lo hizo. Fue 3-2 ante Estudiantes de Río Curato después de ir ganando 3-0 en el Minella. Lo sufrió, lo defendió, pero esta vez pudo sumar los tres puntos que tanto anhelaba para salir de la racha de tres derrotas consecutivas.

El equipo de Pumpido comenzó con una presión alta que prácticamente no lo dejaba salir con comodidad a su rival. Empezó a generar peligro con balones aéreos de pelota parada, como un córner que llegó a desviar Gabriel Fernández pero el balón dio del otro lado de la red, otro centro cruzado que no llegó a despejar Adrián Peralta y casi se le mete en el arco. Por último, antes del primer cuarto de hora, la cabeceó Rivero en el corazón del área y el arquero estaba bien ubicado.

Los intentos que tenía el equipo riocuartense eran por Bruno Sepúlveda, jugador determinante en el ascenso y el eje de juego que es Gastón Bottino para cada avance.

A los 18 minutos, una de las claves del buen juego local, Pablo Ledesma tiró un pelotazo para Rivero que fiel a su estilo atacó como un tanque a campo abierto y cuando pisó el área la cruzó al segundo palo dejando al arquero sin oportunidad. La ventaja 1-0 era merecida para el «Torito».

El dominio del campo lo seguía teniendo el equipo marplatense, pero sin tanta profundidad esta vez. Llegando a la media hora, un planchazo sobre Ledesma cerca del área terminó en el segundo gol, porque el tiro libre fue ejecutado a la perfección por Diego Becker que le pegó al palo de la barrera y por más que lo intentó, Peralta nunca la pudo sacar.

El buen primer tiempo de Alvarado tendría una jugada más de muy buen nivel. A los 34 minutos, otra vez Becker aprovechó su velocidad para ganarle la espalda a los defensores después de que la pivoteo muy bien Rivero, haciendo un gran pase dandole la espalda a la jugada. El ex Rosario Central corrió hasta enfrentar a Peralta y definió suave al segundo palo. Gran primer tiempo para él con el gol, pero también siendo desequilibrante.

Estudiantes no había inquietado demasiado, pero en una de las primeras que pudo meter un centro, fue con Gastón Benavidez para que Sepúlveda apareciera sólo en el área y marcara el descuento antes del final de la primera parte. De ahí en más hasta el cierre de la etapa fue todo del equipo cordobés que merodeó el área sin efectividad hasta que se fueron al descanso.

img-20191013-wa00155142548367489672286.jpg
img-20191013-wa00143303978026974861144.jpg
img-20191013-wa00131704803418632212910.jpg
img-20191013-wa00126128158100915683107.jpg
img-20191013-wa0011127342197759636253.jpg
img-20191013-wa00103453988183732865321.jpg
img-20191013-wa0009596776494207396651.jpg
previous arrow
next arrow

Ya en el inicio del complemento, Estudiantes empezó a probar a Bilbao con centros cruzados donde el arquero respondió bien. Las necesidades las tenía el conjunto riocuartense y eso se notó en el trámite porque tenia más la pelota ante un Alvarado que no sufría en el fondo, esperando el momento de dar el golpe de KO.

Era un arma de doble filo porque podía sufrirlo. A los 20 minutos, en un lateral que cayó en el área chocó Zules Caicedo con un jugador de Estudiantes, pero el árbitro Córdoba no vio plancha y la pelota le quedó a Ibrahim Hesar que la empujó al lado de la línea.

El encuentro se le complicaba ahora al equipo de Pumpido porque como suele pasarle en los segundos tiempos, no toma la pelota, no puede jugar con la misma intensidad y empieza a defender demasiado cerca de su área. Recién sobre la media hora empezó a controlar más el juego e incluso a acercarse mejor al área con los cambios por las bandas donde ingresaron el cumpleañero Lucero (celebrando sus 27 años) y el debutante Robertino Giacomini. Incluso podía presionar un poco más arriba y parecía tener una imagen más similar a la del primer tiempo.

Alvarado pudo haber anotado el cuarto con una buena jugada de Lucero sacandose de encima jugadores y cuando cedió a un costado el centro fue justo donde tenía que caer pero no llegó a puntearla Germán Rivero que tuvo un enorme desgaste durante todo el partido.

El triunfo en el momento justo encontró el «Torito», cuando su presente más lo reclamaba y ante un rival que estaba en un buen momento. Ojalá sea un botón de «reset» este triunfo, para empezar una nueva etapa dentro de la Primera Nacional sin ser último en la tabla de posiciones.

Síntesis

Alvarado (MDP) 3: Emanuel Bilbao, Santiago Zurbriggen, Gabriel Fernández, Jorge Zules Caicedo y Fernando Ponce; Maximiliano González, Pablo Ledesma, Lucas Algozino, Diego Becker, Santiago Giordana y Germán Rivero – DT: Juan Pablo Pumpido

Estudiantes (Rio Cuarto) 2: Adrián Peralta, Gastón Benavídez, Emanuel Schmith, Alan Vester, Lautaro Formica; Alejandro Cabrera, Gastón Bottino, Nahuel Cainelli, Bruno Sepúlveda, Víctor Beraldi y Ibrahim Hesar – DT: Marcelo Vázquez

Goles: 18m PT Germán Rivero (A), 28m ST Diego Becker (A), 34m ST Diego Becker (A), 39m PT Bruno Sepúlveda (E), 20m ST Ibrahim Hesar (E),

Cambios: 11m ST Javier Ferreyra por Victor Beraldi y Alvaro Cuello por Emanuel Schmith (E), 20m ST Martín Peralta por Nahuel Cainelli (E), 26m ST Gonzalo Lucero por Diego Becker (A), 34m ST Roberto Giacomini por Santiago Giordana (A), 43m ST Martín Quiles por Germán Rivero (A)

Árbitro: Carlos Córdoba

Estadio: «José María Minella» de Mar del Plata