Aldosivi mejoró, pero los jóvenes de Lanús fueron más

El «Tiburón» mostró una notable mejoría respecto de su última versión, pero el equipo alternativo del «Granate», repleto de jóvenes jugó mejor durante gran parte del cotejo y justificó el 2-1 final. Esquivel y Vera de penal, anotaron los primeros goles y sobre el final del partido descontó Lautaro Rinaldi.

Francisco Grahl buscando pase ante Lanús. (Foto: Prensa Aldosivi)

Había que mejorar la imagen y eso lo pudo hacer. Aldosivi dio un paso adelante en su propio rendimiento pero no le alcanzó para superar a Lanús en la primera fecha de la Zona Complementación de la Copa «Diego Maradona». Fue derrota 2-1 con algunas buenas señales para el futuro.

El juego por bajo y con triangulaciones cortas lo propuso siempre el «Granate» desde el primer momento pero sin generar situaciones demasiado claras en esos minutos iniciales. El «Tiburón» seguía con los mismos problemas para asociarse y armar juego, por eso lo más claro llegaba con pelotas paradas donde hubo una situación confusa que no pudo aprovechar ante un rebote del arquero y una mano en el área luego de un remate de Villalba que el árbitro Merlos no vio.

Las diagonales de Besozzi eran un problema constante y la manera en que rompían líneas Vera y Esquivel también. Una combinación a los 19 minutos del propio Esquivel, derivó en el gol porque la pared con el extremo Besozzi no le salió bien, pero el intento de despeje de Iñiguez le dejó la pelota de frente al arco y a la carrera. El mediocampista sacó un muy buen remate que no le permitió llegar a Pornjic y se transformó en el 1-0.

Aldosivi respondió atacando por izquierda donde tenía más profundidad con Villalba y Milo pero fallaba en la puntada final porque los centros no llegaban a destino de remate. Gonzalo Torres se perdió el 2-0 después de un despeje fallido de Schunke y la asistencia de Besozzi; pero el centrodelantero le pegó mal y desviado.

Después del gol, mejoró el «Tiburón» encontrando buenas combinaciones y mucha movilidad para generar espacios de Federico Andrada. Justamente el delantero tuvo una chance luego de un pase «colgado» de Grahl donde se hizo lugar para sacar un remate mordido que contuvo Acosta. La respuesta la dio Besozzi con el cambio de ritmo de Vera que cuando tomaba el balón y encaraba, generaba problemas. Esta vez, Pocrnjic tapó un remate casi sin ángulo del delantero. El arquero también intervino en un tiro del lateral Aude luego de una pérdida de balón de Indacoechea.

Las más claras eran para Lanús. Lo tuvo otra vez Gómez pero se le fue largo el control mano a mano con Pocrnjic y luego Bezzosi que con velocidad y habilidad complicaba a Iñiguez; definió otra vez casi sin ángulo pero el arquero del «Tiburón» volvió a contener. Esquivel tuvo el segundo con una muy buena pelota de Lucas Vera que era dueño del fútbol del equipo de Zubeldía; pero el autor del primer gol cuando le pegó, la tiró por arriba del travesaño al borde del área chica. Se fueron al descanso con la sensación de que la visita podría haber ampliado la ventaja.

En el primer minuto del complemento, tuvo dos oportunidades Aldosivi, más que en todo el primer tiempo. Primero le pegó Grahl de media distancia y a pesar de que la pelota se iba afuera, Acosta la mandó al córner. De ese envío, el goleador Iñiguez cabeceó superando al arquero, pero Aude corrió hacia atrás y con una pirueta la sacó literalmente en la línea. Fueron 10 minutos donde no le dejó tener la pelota al «Granate», pero a partir de ahí pudo equilibrarlo la visita.

A los 15 ya tuvo una chance concreta con un centro de Besozzi y la definición del debutante Krilanovich se fue pegada al primer palo. Cuando mejor estaba el equipo marplatense por combinaciones e incluso el ingreso de Braida que buscaba desequilibrar en lugar de Milo que se retiró dolorido, Matías Vera entró al área y llegó tarde al cruce Iñiguez cometiendole penal. El propio mediocampista, a los 25, lo ejecutó para poner el 2-0 que parecía cerrar la tarde.

Los problemas en la última línea seguían presentes porque Gómez ejecutó un remate tres dedos en una buena contra que pudo tapar Pocrnjic y luego le ingresado Lodico buscó desde el borde del área el segundo palo, pero se fue apenas desviado. Hoyos mandó a la cancha a Pérez y Rinaldi, pero ya no quedaba mucho tiempo por delante para buscar el partido. Incluso casi aumenta el marcador la visita con un exquisito tiro libre de Belluschi que se metía en el ángulo y la sacó el arquero.

Sobre el final, con tiempo cumplido llegó el descuento para maquillar el resultado. Lautaro Rinaldi la recuperó interrumpiendo un pase y luego del pase de Andrada, controló, giró en el borde del área y le pegó al primer palo. Un golazo. Además tuvo un mano a mano más ante Lucas Acosta pero el arquero llegó muy bien a cerrar.

Hubo síntomas de una mejoría que debe dejar conforme al cuerpo técnico, pero todavía no le alcanza al «Tiburón» que sumó su tercera derrota consecutiva en casa dentro de la Copa «Diego Maradona».