Aldosivi estuvo a punto de ganarlo en Tucumán pero sigue mejorando

El «Tiburón» empató en Tucumán a Atlético 2 a 2 en un cotejo donde se caracterizó por la solidez en defensa y la contundencia en ataque. Los dos goles fueron de Martín Cauteruccio que anotó por primera vez con la camiseta marplatense. El empate parcial lo había conseguido Lotti, Heredia erró un penal y Pereyra en el final de volea marcó el empate.

José Devecchi otra vez fue figura (Foto: El Gráfico)

Aldosivi estuvo muy cerca de ganar en Tucumán, pero al final se vuelve con el primer empate del Torneo 2021. Los goles de Martín Cauteruccio lo puso dos veces en ventaja pero Atlético reaccionó primero con Lotti y sobre el final con Pereyra para el 2 a 2 final en el Monumental «José Fierro». En medio, Heredia erró un penal para ponerse en ventaja.

El partido se tornó interesante desde el primer momento. Los tucumanos tuvieron una primera aproximación con un centro atrás donde cerró justo Iñiguez y luego Guillermo Acosta se perdió un mano a mano después de un exquisito pase de taco de Herrera que lo dejó sólo en el área. Devecchi achicó a tiempo para sacarla al córner.

Aldosivi estaba divorciado con la pelota, le costaba progresar y solía perderla con rapidez ante la presión del local. A los 16 una mala salida de Devecchi fue anticipada por Carrera que fue hasta el fondo y tiró un centro atrás. Heredia de palomita trató de desviarla al segundo palo y le erró al arco. Parecía que los de De Felippe estaban más cerca de la apertura del marcador y lo tuvo Lotti esta vez luego de una buena combinación en espacios reducidos. El 9 definió con el reves del pie y estaba bien parado Devecchi.

A pesar de que no había llegado con claridad en todo el partido, a los 32 minutos, en la primera situación que tuvo se puso arriba en el marcador. Fue un gran centro de Federico Andrada que cayó en el corazón del área donde Cauteruccio la paró de pecho con mucha clase y fusiló a Lucchetti con un disparo que se metió bien arriba. 100% de efectividad para hacerle pagar los errores en la definición a su rival.

El gol tuvo su impacto. Atlético Tucumán trató de hacerse con la pelota de nuevo pero el «Tiburón» volvió a llegar con un muy buen pase de Francisco Cerro para Andrada que no pudo rematar pero Lodico tomó el rebote y definió cruzado cuando tenía pase al centro para Cauteruccio que la reclamaba. El encuentro ya era otro porque había encontrado la precisión que antes no tenía y era mucho más peligroso.

Para el complemento, De Felippe ensayó tres modificaciones, algo poco común. Sacó al mediocampista central, al lateral deerecho y se lesionó Carrera. Los cambios le dieron respuesta porque Renzo Tesuri por izquierda tuvo buenas intervenciones. Primero presionó arriba y remató el ingresado Mussi para que el arquero contenga. En la siguiente jugada, Tesuri la bajó de pecho a espaldas de Iñiguez y cuando el defensor se recuperó, la punteó para darle un centro perfecto a Lotti que estaba sólo. Nada pudo hacer esta vez Devecchi y empató Atlético Tucuman.

Un par de minutos después, en el peor momento del partido, Lodico se llevó la pelota con la mano en el área. Silvio Trucco cobró penal e increíblemente Heredia lo tiró demasiado esquinado, tanto que se fue fuera del arco. Increíble posibilidad que perdió el «Decano».

Lo dejó con vida a Aldosivi y no se lo perdonó el equipo de Gago. En una muy buena jugada, Andrada la paró de pecho en la mitad de la cancha y y le dio un pase preciso a la carrera a Braida «cortando» la pelota. Lo que hizo después el ex Instituto fue perfecto porque se llevó la dos marcas y la dejó de taco para Cauteruccio que entraba sólo. El goleador que apareció en todo su esplendor en este partido, definió bajo y esquinado para estar en ventaja nuevamente en el marcador.

Otra vez el equipo de De Felippe fue a buscar el partido y de contra golpe casi marca el tercero el conjunto de Mar del Plata. Otra buena combinación entre Cauteruccio y Andrada terminó con un tiro del último que tapó Luccheti. Sobre la media hora Devecchi volvió a intervenir ante un remate de volea de Mussis que fue donde estaba el arquero. Atlético Tucumán se venía con todo pero no tenía claridad.

Empujando el dueño de casa encontró premio en el final. A los 47 minutos una pelota colgada al segundo palo sobre el lado izquierdo del área, encontró a Joaquín Pereyra que la tomó de aire y de volea para una definición perfecta que pegó en el palo y se metió.

Sensaciones extrañas porque se quedó sin dos puntos que parecían cerrados casi en el final del encuentro, pero marcando lo positivo no sólo sigue sumando sino que además, ha mejorado mucho en sus versiones tanto defensivas como ofensivas. Ahora tendrá que pensar en una intensa seguidilla de tres fechas seguidas: Colón, River y Lanús.