Alvarado fue goleado en el Minella

El equipo de Manuel Fernández cayó 3-0 ante Chaco For Ever uno de los animadores de la Primera Nacional, en el Minella. Los cambios del DT Cravero fueron fundamentales porque tanto Triverio que marcó el primero como Garnerone que anotó los dos restantes llegaron desde el banco.

Alvarado venía ilusionado con obtener un triunfo más como local dentro de la Primera Nacional donde le había ido bien. Sin embargo, recibió un duro golpe en una fría tarde que tuvo momentos de sol y lluvia a lo largo del cotejo en el Minella. Fue 3-0 para Chaco For Ever que aprovechó muy bien las situaciones y de la mano de dos suplentes que ingresaron pudo llegar al gol.

El inicio del cotejo fue más favorable al equipo visitante con la movilidad del ex Alvarado Nicolás Trecco que tenía mucha participación en el juego. Presionaban arriba y casi no le dejaba jugar al equipo de Manuel Fernández. Cuando pudo hacerlo eligió atacar por las bandas con Nahuel Menéndez como herramienta más efectiva en esa idea.

La más clara sería para el equipo de Cravero a los 18 minutos cuando el propio Trecco enganchó ante la marca de uno de los centrales y quedó de frente a Pedro Fernández. El arquero achicó rápido y ante el remate del delantero, pudo tapar lo que tenía destino de gol con una de sus piernas.

Antes, un par de centros que cortó bien Canuto y un envío al segundo palo del conjunto chaqueño donde otro ex Torito como Gonzalo Lucero no llegó a cabecear. Sin dudas, lo mejor para el equipo marplatense sucedía cuando se podían conectar Menéndez y Lamardo por el sector derecha porque por la izquierda atacó muy poco sin poder aprovechar a Solís.

No fue un primer tiempo bien jugado y carecieron de juego como para complicarse mutuamente. Los delanteros prácticamente no tuvieron incidencia en el juego y por eso se fueron al descanso igualados en cero.

En el complemento todo parecía seguir igual excepto por la lluvia que por momento se hacía muy intensa. Para romper con esa monotonía, Cravero mandó a la cancha juntos a Garnerone y Triverio y le trajo resultados. Apenas a las 3 minutos de haber ingresado, el primero robó una pelota en tres cuartos de cancha y el segundo terminó pegandole luego de un centro atrás para vencer la resistencia de Fernández en el primer palo y marcar el 1-0.

Alvarado intentó salir inmediatamente a buscar el empate, pero todavía no tenía profundidad en sus ataques. Chaco For Ever perdió además a su arquero titular por lesión y debió ingresar Joaquín Mattalia. El ingreso de Astina le dio un poco más de movilidad ofensiva pero seguían sin inquietar demasiado.

Para colmo de males, a los 26 minutos, en un contragolpe Garnerone recuperó la pelota, antes de mitad de cancha se la devolvió Romero y el ingresado delantero corrió sólo por el medio del campo hasta enfrentar a Pedro Fernández y definirle cruzado. La pelota pegó en el palo y se metió en el otro. Un golazo para el 2-0 que prácticamente cerraba la tarde.

Alvarado no cesó de intentarlo y una vez más, la conexión entre Menéndez y Lamardo fue efectia para dejar al lateral cara a cara con el arquero. Esta vez Mattalia también achicó rápido para evitar el descuento. La frutilla del postre para Chaco For Ever fue otra pelota robada a Araujo que controlaba el balón en retroceso y ahi fue donde otra vez Garnerone quedó de frente al arco para un 3-0 contundente.

Con bronca en algunos jugadores y el enojo lógico luego de una derrota de estas características, el «Torito» cae ahora como local algo que de la mano de Manuel Fernández no le había sucedido.