Boca superó a Aldosivi en el Minella

En un partido que contó un importante marco de público en el Estadio Minella, Boca impuso su jerarquía para ganar por 2 a 1 ante Aldosivi. Las dos anotaciones fueron de Sebastián Villa que fue la figura de la cancha y descontó sobre el final Cauteruccio. Los marplatenses por momentos pudieron emparejar el trámite, pero le costó generar situaciones claras de gol. Ahora, cerrará la semana el lunes ante Godoy Cruz de Mendoza.

Matías Pisano a punto de pegarle a la pelota (Foto: Prensa Aldosivi)

Boca fue superior a Aldosivi y se llevó los tres puntos de un Minella colmado, al menos en su capacidad de esta noche (sin la tribuna cubierta). Fue por 2 a 1 con las anotaciones de Sebastián Villa, una en cada tiempo y el descuento sobre el final de Cauteruccio. Los marplatenses tuvieron momentos donde fueron ampliamente superados y otros donde trató de emparejar el trámite.

Desde un primer momento el equipo de Battaglia se adueñó del juego sin dejar progresar en ningún momento a los locales y luego buscando los espacios en ataque donde inquietaron un par de veces con Villa y Benedetto. El mediocampo tenía a González y Fernández con mucha movilidad dandole pocos momentos de dominio del balón al dueño de casa. A medida que corrían los minutos, lejos de emparejar el desarrollo, el «xeneize» afianzaba su dominio.

A los 15 minutos, pudo trasladarlo al marcador en una segunda jugada donde Benedetto puso a correr a Villa ante una defensa abierta y, luego de esquivar al arquero, definió al arco vacío. No lo había convertido antes por una cuestión de centímetros en la definición, pero lo obtuvo en el cuarto de hora.

Recién después de los 20 minutos, el «Tiburón» pudo tener un poco la pelota pero no inquietó a Rossi. Boca le respondió atacando los espacios ante el adelantamiento de las líneas y Benedetto exigió desde afuera del área a Devecchi. La única posibilidad de tiro al arco que generó el equipo marplatense fue con una jugada individual de Fernando Román que, caño a Salvio de por medio, encaró al área y disparó mordido facilitandole la tarea a Rossi. La visita seguía insistiendo y tirando al arco, de la mano del movedizo Villa que tuvo un tiro libre que se fue cerca y un remate de media vuelta que volvió a contener el arquero.

Tal como dijo Battaglia luego del empate ante Colón, una vez que su equipo se pone en ventaja, baja el rendimiento. Eso pasó en el Minella y con la velocidad de Mosquera casi le empatan el partido. El colombiano ganó por la izquierda y pudo enganchar hacia adentro para definir, pero el remate fue débil y a las manos de Rossi. El final del primer tiempo mostró a un equipo marplatense teniendo más la pelota pero lastimando sólo con arrestos individuales.

Fernando Román insistió en ataque varias veces (Foto: Prensa Aldosivi)

Palermo, enojado con la actuación de Ríos en la primera parte, mandó a la cancha a Tomás Martínez para buscar un poco de fútbol y en los primeros minutos trató de combinar con Cauteruccio. Boca tuvo el segundo con una pelota en profundidad para Benedetto que quiso definir por encima de Devecchi pero se quedó corto en la definición. Cualquier intención de ir por el empate dejaba muchos espacios y una recuperación de Campuzano en campo propio terminó con una pelota larga a Villa. El colombiano enfrentó a López Quintana, se lo sacó de encima y encaró sólo al arco para definir ante Devecchi cruzado para el 2-0.

A pesar del gol, el «Tiburón» había crecido en juego, tenía más la pelota por necesidad ofensiva mientras el equipo de Battaglia se agazapaba en búsqueda del contragolpe. Los dos entrenadores empezaron a mover sus piezas. Palermo sacó a Meli para poner a Silva mientras que Battaglia armó un 4-4-2 con la salida de Salvio y el ingreso de Cristian Medina.

Siguió intentando con más empuje que fútbol pero no parecía estar cerca del descuento. El entrenador «Xeneize» cambió la dupla de ataque y reconstruyó la banda derecha con el debut de Figal como lateral por ese sector y Advíncula como mediocampista.

A los 36 minutos, tuvo una de las más claras el local con Cauteruccio quedando de frente al arco pero lo cerraron justo Fabra e Izquierdoz para evitar el remate franco. Respondió Vázquez luego de un pase de Medina pero cuando remató el ex Patronato, llegó justo para cerrar Miers. Luego lo tuvo Medina a pase del «Changuito» Zeballos pero definió débil y llegó a tapar Devecchi una vez más. Antes del final pudo llegar al descuento el dueño de casa con Mosquera desbordando por la banda derecha y tirando el centro al segundo palo. El goleador no falló y tirandose al piso, Cauteruccio la empujó ante el intento estéril de Rossi.

Boca lo ganó porque fue mejor durante el transcurso del partido, pero lo terminó sufriendo nuevamente en el final como le pasó ante Colón. Los marplatenses tendrán que poner la cabeza en tres rivales directos que vienen en la continuidad de la Copa de la Liga pensando en la lucha por la permanencia.