«Ojalá pueda seguir jugando en Alvarado»

Después de su primer partido con la camiseta de Alvarado, Jonathan Morán ya se ilusiona con quedarse pase lo que pase en el presente torneo: «hay que estar orgulloso del equipo porque con dos jugadores menos y un árbitro que te mete en el arco, hubo mucha actitud y solidaridad con los compañeros para defender cada pelota a muerte», dijo sobre el partido ante Mitre.

Morán celebra su primer gol con la camiseta de Alvarado.

Morán celebra su primer gol con la camiseta de Alvarado.

Debutar con tan poco de trabajo siempre es difícil, pero hacer un gol clave en el partido de ida ante Mitre de Santiago del Estero en el primer juego no es nada frecuente. Eso le sucedió a Jonathan Morán cuando vistió por primera vez la camiseta de Alvarado.

Luego de ese partido habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) y contó como se vivió ese encuentro que tuvo demasiado protagonismo del árbitro Altuna: «lo conocía al árbitro porque iba a dirigir mucho a la zona sur y me tocó un par de veces. No era de lo mejor, siempre había quejas, pero son humanos y se pueden equivocar, aunque a veces sea alevoso», dijo bajando los decibeles.

En lo deportivo, para el «chengue» las conclusiones son positivas: «rescatamos que trajimos un buen resultado y podemos avanzar a los cuartos de final». En cuanto a las dos expulsiones y el esfuerzo que hizo el equipo, señaló que «hay que estar orgulloso del equipo porque con dos jugadores menos y un árbitro que te mete en el arco, hubo mucha actitud y solidaridad con los compañeros para defender cada pelota a muerte. Tomamos el partido como una final». 

En cuanto a su actuación personal, Morán indicó que «no fue mi mejor partido, estaba un poco nervioso, jamás me había pasado llegar y adaptarme a un equipo con tan pocos días. Ahora tengo una semana para entrenar y conocer un poco más al equipo». Detallista al extremo, piensa que todavía puede mejorar mucho más: «me traicionaron un poco las ansias y los nervios, cometí errores como también pude acertar en una. Desde que llegué me brindaron mucha confianza y estoy contento de estar en Mar del Plata».

Si bien llegó para reforzar el plantel mientras Alvarado esté en competencia por el ascenso, no desestima quedarse en el club: «el club merece estar en otra categoría por como está ordenado, la infraestructura que tiene y porque es un club grande. Ojalá tenga la oportunidad de seguir jugando acá. Sueño con el ascenso y dar lo que tengo para que el equipo lo consiga», finalizó.

One comment