Alvarado ganó un partido clave para la permanencia

El equipo de Pancho Martínez venció 1-0 a San Telmo en condición de local y ganó un partido clave para sus aspiraciones de mantener la categoría lo antes posible. En el inicio del segundo tiempo, Federico Boasso anotó el único gol del encuentro.

Todo Alvarado celebra el gol de Boasso (Foto: Florencia Arroyos – Prensa Alvarado)

Era un partido clave y así lo afrontó. Alvarado sabía que se jugaba gran parte de su futuro en el duelo contra San Telmo que se desarrolló esta tarde en el Estadio “José María Minella” por la Fecha 34 de la Zona A en la Primera Nacional. Lo ganó 1-0 pero mereció una diferencia más amplia.

Desde el minuto uno fue al ataque con un esquema distinto, sin volante central (Jaurena y Boasso) se repartieron la zona y con dos centro delanteros como Lucas Rebecchi y Edward Bolaños para tratar de atacar con pelotas largas y sin tanta creación de juego por abajo. El colombiano tuvo una muy clara a los 2 minutos pero su definición dio en el palo. Después anticipó en un corner jugado rápido y por poco no pudo convertir.

Fueron unos minutos iniciales con mucho despliegue haciendo daño por la banda derecha del ataque con Malagueño y Ramírez. Tiró centros, no tuvo precisión pero si mucha dinámica y entrega. San Telmo no podía reaccionar, no podía salir por momentos con pelota dominada y tampoco se acercaba con peligro al arco de Lobelos que tuvo muy poco trabajo.

En el tramo final de la primera parte también contó con situaciones luego de un impass que se tomó el partido en el ritmo que le había impuesto el dueño de casa. Hubo buenos movimientos y pelotas largas para aguantar y buscar la segunda pelota, algo que habitualmente no intentaba el equipo de Martínez en otros cotejos.

A pesar de que había merecido irse al descanso en ventaja porque tuvo un cabezazo de Rebecchi, remates de media distancia de Boasso y Ramírez que se fueron cerca e hizo más por el espectáculo; el premio lo encontró en el inicio del complemento.

A los 2 minutos, una pelota en el área fue aguantada por Rebecchi ante la marca y el delantero se la frenó a Boasso que venía de frente para vencer al arquero visitante y poner el rápido 1-0. Ese gol no cesó las intenciones del dueño de casa, porque buscó más todo el tiempo. Los de la Isla Maciel respondieron con una pelota parada que llevó peligro y un remate lejano sobre el final que Lobelos contuvo sin problemas.

La tensión y el esfuerzo lo empezaron a sentir Bolaños y Rebecchi que hace tiempo que no sumaban tantos minutos y ambos se fueron reemplazados. Martínez hizo ingresar a Bellocq para tener más control en el mediocampo y logró que no se pusiera en riesgo en ningún momento el resultado. También lo tuvo Boasso nuevamente que no pudo frenar bien el balón en el punto penal cuando estaba sólo y lo terminó arrinconando el arquero para terminar despejando.

Defendió esa diferencia con todo lo que tenía porque se trataba de un triunfo clave. No significa que se mantendrá en la Primera Nacional, pero ha dado un importante paso antes del cotejos del próximo domingo ante Almagro.