Alvarado mereció más, no concretó y perdió ante Quilmes

El «Torito» cayó 1-0 con el «cervecero» en el Minella pero hizo el desgaste para conseguir al menos un empate, aunque no lo concretó. La visita se puso en ventaja con un penal que se originó luego de una posición adelantada, pero que Facundo Pons transformó en gol.

Ezequiel Vidal tuvo un mejor rendimiento que en partido anteriores (Foto: Prensa Alvarado)

Alvarado venía acumulando buenos resultados en casa o al menos, no perdía pero esta tarde en el Estadio «José María Minella» cayó 1-0 con Quilmes. Sin dudas, el equipo marplatense mereció al menos un empate pero le costó la definición y por eso, la visita se llevó el triunfo que lo deja en zona de clasificación al Reducido.

En apenas 3 minutos, el «cervecero» empezó a presionar y consiguió dos oportunidades. Primero lo tuvo Facundo Pons metiendose al área por izquierda y su remate cruzado fue despejado al córner por Pedro Fernández. En la siguiente jugada, el propio Pons cabeceó casi en el área chica por encima del travesaño. El equipo de Sava estaba mejor y consiguió a los 8 minutos un penal por una mano de Franco Ledesma deslizándose en el piso. Lucas Novelli pitó la infracción a pesar de que en el inicio de la jugada, Pons que mete el pase que da en la mano, estaba adelantado. El propio Facundo Pons puso el 1-0 convirtiendo al medio del arco.

Alvarado trató de salir un poco más en ofensiva, lo más peligroso era cuando trepaba Mieres con su profundidad y centros por bajo que tenían como destinatario a Cadenazzi pero no lo encontraba con precisión todavía. La mejor jugada la hilvanó con Astina por dentro combinando con Jaurena y luego metiendo una pelota en cortada para la diagonal del Cadenazzi. El goleador la paró y trató de definir a las piernas del arquero pero Saracho se recuperó y la pudo contener.

El equipo de Coyette le había sacado la pelota a su rival y trataba de usar todo el frente de ataque para ir metiendo de a poco en su área a Quilmes. Necesitaba más de Astina y Vidal para desequilibrar, pero cuando eso no sucede el centro es una buena opción. De pelota parada, un centro cayó en el corazón del área chica donde no llegó a desviarla Cadenazzi y el arquero Saracho dio rebote para que la defensa terminara sacándola afuera.

Sin muchas ideas fue hacia adelante empujado por la necesidad también y antes del final tuvo un tiro libre de Astina que sacó por encima del travesaño con una mano Saracho para no complicarse. El «Torito» necesitaba más peso ofensivo porque demás, Quilmes había demostrado durante todo el primer tiempo que cuando pisaba el área rival generaba peligro.

Durante muchos minutos, la vía aérea fue la elegida por Alvarado (Foto: Prensa Alvarado)

En los primeros minutos del segundo tiempo, Alvarado tomó las riendas del partido y tuvo el empate con una buena pelota en profundidad que recibió Malagueño y en el centro atrás, Cadenazzi llegó tirandose al piso pero no pudo acertarle al arco. A partir de ahí, de a poco el «cervecero» empezó a tener más presencia en el mediocampo donde la había perdido durante un largo tramo.

El remate de media distancia pasó a ser otra oportunidad porque había espacios al borde del área. Primero corrió 50 metros con la pelota Vidal y el remate salió desviado por bajo. Unos minutos más tarde lo intentó Astina luego de un enganche y se fue casi por el mismo lugar de la anterior.

Coyette sacó a los dos laterales para el ingreso de Santiago González y Mauro Valiente modificando el esquema táctico para poner más jugadores en ofensiva. Ya era todo prácticamente del equipo marplatense pero faltaba esa precisión en el tramo final de la cancha. Astina tuvo otro remate de frente al arco que se fue apenas desviado por encima del travesaño.

Lo intentó por todas las vías que pudo, lo mereció pero no lo convirtió y casi lo termina pagando con un gol más. Sobre el final, Pedro Fernández tuvo que intervenir para sacar un remate al segundo palo a mano cambiada de forma espectacular. Una mejor versión de Alvarado no pudo vulnerar el cerrojo defensivo de Quilmes que, mientras fue mejor en el partido encontró el gol en una jugada que debió ser anulada. Así el equipo de Sava se llevó los tres puntos desde Mar del Plata.