Aldosivi mereció ganarlo, pero Racing lo empató en pelota parada

El «Tiburón» se puso en ventaja dos veces ante Racing y terminó empatando 2 a 2 a través de dos balones detenidos. Maciel abrió la cuenta cerrando una muy buena jugada, empató Copetti de cabeza, Andrada puso el 2-1 aprovechando un error y Chancalay de tiro libre puso cifras definitivas. El próximo viernes, el «Tiburón» de Gago irá por la primera victoria ante Arsenal.

Leandro Maciel celebra su gol en Avellaneda (Foto: Prensa Aldosivi)

En el segundo partido de Fernando Gago como entrenador, Aldosivi mostró una evolución en el juego, fue superior gran parte del encuentro ante Racing pero terminó empatando 2 a 2 a pesar de que estuvo dos veces en ventaja en el Cilindro de Avellaneda.

Hubo jugadores en buen nivel sobre todo en el primer tiempo con un buen estreno e Emiliano y Emanuel Insúa, además de un Braida activo y Gil Romero firme en la marca. En el complemento, bajó la intensidad, el DT retrasó al equipo con sus cambios y padeció más de lo esperado.

Aldosivi tuvo un buen inicio de partido con los dos punteros muy activos. Tanto Iritier por derecha como Braida por la izquierda abrían espacios. Sin dudas, la aparición de Emanuel Insúa en la banda izquierda era una oxigenación constante. La presión y el juego lo llevaron a Racing a defenderse muy atrás obligando a despejes apresurados en algunas oportunidades. La más clara la tuvo Indacoechea que volvió a jugar como lateral por la izquierda y apareció haciendo la diagonal al área. Cuando fue a definir tenía muy encima a Gabriel Arias que la sacó.

Cuando empezó a participar en el juego Matías Rojas, empezó a encontrar juego y llevar peligro al área marplatense. De un córner tuvo un cabezazo franco Lorenzo Melgarejo pero le erró al arco cuando estaba sólo. Racing se desordenaba cada vez que quería atacar y el «Tiburón» se relamía, incluso tuvo un par de contragolpes que no resolvió bien sino se hubiera puesto en ventaja.

El desequilibrio de Braida era la clave del primer tiempo y se notó cuando a los 35 minutos, después de una jugada donde se dieron varios toques, Emiliano Insúa abrió para el ex puntero de Instituto que tiró una bicicleta ante Pillud y metió el centro al corazón del área donde estaba sólo Leandro Maciel. El ex Lanús la colocó contra un palo, lejos del alcance de Arias para ponerle cierta justicia al partido.

Rojas parecía la única clave que tenía Pizzi para revertir la situación. Con un remate del ex Defensa y Justicia en un tiro libre, se exigió Pocrnjic y sacó por encima del travesaño cuando se metía en el ángulo. En la última pelota del primer tiempo, Racing tuvo un tiro libre pero la perdió para la salida veloz de Aldosivi. Braida llegó hasta el área prácticamente sólo y después de un enganche, remató adonde estaba Arias. Podría haber sido el 2-0, pero se fue al descanso con la ventaja mínima.

Federico Andrada celebra el segundo gol del «Tiburón» (Foto: Prensa Aldosivi)

Pizzi metió a una de sus incorporaciones, Copetti en lugar de Fértoli buscando un ataque más consistente. Fue justamente el delantero quien, ante la falta de juego colectivo aprovechó una pelota parada a los 11 minutos para ponerle la cabeza a un córner y poner el 1-1. A pesar de que volvía a estar igualado, nunca dejó de insistir en el juego que está caracterizando al equipo de Gago.

Movió la pelota hasta encontrar espacios, pero como no deja de presionar todo el tiempo, a los 16 minutos Federico Andrada se quedó con un pase atrás corto de Eugenio Mena para Arias. El delantero esquivó al arquero, fue hasta el fondo de la cancha y se tomó la pausa justa, esperó y entre los defensores y el regreso del arquero, la metió al espacio vacío. Otro buen gol para que Aldosivi recupere la ventaja.

Gago cambió los dos mediocampistas internos con el ingreso de Lodico y Milo buscando mantener la dinámica. Pudo hacerlo porque tenía más la pelota que la «Academia» a la que ya le costaba mucho llevar peligro al área. Movió la pelota y corrió mucho pero Racing no parecía tener una manera de inquietar seriamente a Pocrnjic.

Sin embargo, hasta los 41 minutos no tuvo su chance. Milo cometió una infracción en la puerta del área que fue muy discutida y, en ese tiro libre, Tomás Chancalay metió la pelota entre en el único hueco que tenía la barrera y que iba al palo del arquero. Pocrnjic no tuvo reacción y sin merecerlo, el conjunto de Avellaneda igualó el partido.

Es que los cambios de Gago también metieron al equipo más atrás hasta sacando el 9 y metiendo un defensor más; Iñiguez. Lo tuvo otra vez Chancalay con un remate de media distancia muy fuerte que llegó a sacar el arquero por encima del travesaño. El «Tiburón» se quedó sin energía, ya no podía contener al rival y lo terminó sufriendo demasiado. Milo, que no tuvo un buen ingreso, perdió la pelota en el medio y Schunke tuvo que bajarlo en el borde del área. La última oportunidad fue de Racing pero pegó en la barrera el disparo.

El equipo marplatense mostró una evolución, jugó mejor que Racing como visitante, tuvo un buen ingreso de los hermanos Insúa y terminó llevándose un punto que es un premio demasiado chico para el partido que disputó. Mañana se cumple un mes de la presentación de Gago y habrá que seguir trabajando en la evolución para obtener la primera victoria. Quizás se de el próximo viernes a las 19.15 en el Minella ante Arsenal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *