Aldosivi ganó su primer partido ante Godoy Cruz, rival directo

El equipo de Martín Palermo, con muchas modificaciones desde el inicio, venció a Godoy Cruz en Mendoza por 2 a 0 iniciando una serie de partidos claves ante rivales directos por la permanencia. En el primer tiempo, Martín Cauteruccio abrió la cuenta y luego aumentó Matías Pisano cuando ya tenían un jugador más por la expulsión de Ramírez. Se retiraron con diversas lesiones Iritier, Milo y Mosquera.

Todos abrazan a Cauteruccio, autor del primer gol (Foto: Prensa Godoy Cruz)

Aldosivi tenía que empezar a sumar puntos ante tres rivales directos que enfrentaba de manera consecutiva…y cumplió. Venció por 2-0 a Godoy Cruz de Mendoza con goles de Martín Cauteruccio y Matías Pisano por la fecha 3 de la Copa de la Liga Profesional. El segundo fue cuando el dueño de casa tenía uno menos por la expulsión de Ramírez.

Palermo propuso variantes después de la disconformidad que evidenció luego de la derrota ante Boca. Volvió Valentini como marcador central cumpliendo su sanción, pero además ingresó Federico Milo por Fernando Román, Matías Morello por Marcelo Meli, Javier Iritier por Pisano y Tomás Martínez por Andrés Ríos. A esta cantidad de modificaciones, se le sumó el mal estado del campo de juego en Mendoza.

Godoy Cruz se repitió en pelotazos constantemente, algunos muy frontales que podían controlar los marplatenses y otros buscando en diagonal a Ramírez que era el sector más utilizado para el ataque del equipo de Diego Flores. Después de unos córners iniciales en el partido, no inquietó demasiado. La búsqueda de Aldosivi era por bajo y principalmente por la izquierda donde se despliega Mosquera. Los planes se trastocaron rápido porque a los 15 minutos Iritier se lesionó y debió ser reemplazado, esta vez por Zacaría que obligó a Mosquera a jugar por la derecha.

En la primera situación clara que tuvo Aldosivi, como es costumbre, Cauteruccio no falló. Tomás Martínez puso a correr a Mosquera que entró al área y cuando salió el arquero, tocó al centro del área. El uruguayo, siempre en el lugar indicado, la empujó al arco vacío para ponerse en ventaja en la primera que tuvo y con un rival que todavía no lo había inquietado demasiado.

Godoy Cruz tenía que crecer. Martín Ojeda entonces empezó a marcar la diferencia asociándose con compañeros por la banda izquierda. Un centro fuerte que tiró rebotó literalmente en Allende y se fue por arriba del travesaño en el borde del área chica. Sobre la media hora, el dueño de casa empezó a ratificar su dominio merodeando el arco de Devecchi. Ortiz metió un gol en posición adelantada que fue anulado y algunas jugadas donde Ramírez terminaba desequilibrando ante la marca de Lucero, pero no tenía efectividad en la definición. El «Tiburón» se paró de contragolpe esperando para la velocidad de Mosquera que dejaba huecos para que aproveche el rival a sus espaldas.

Con ese panorama, el local tuvo un centro que nadie empujó increíblemente en el área, un tiro libre de Ojeda que sacó Devecchi cuando se metía contra el palo y una gran jugada individual de Ramírez que terminó despejando el arquero. Tuvo que intervenir por último ante un cabezazo de Bullaude para sacarla al córner. En la que tuvo, Aldosivi no falló y a Godoy Cruz le costó encontrar claridad ante el despliegue defensivo que intentó el equipo de Palermo.

Martín Cauteruccio cabeceando el balón (Foto: Prensa Godoy Cruz)

Para el complemento, fue tanta la superioridad de Ramírez por la banda izquierda del ataque tombino, que el entrenador del equipo marplatense mandó a la cancha a Iñiguez en lugar de Lucero que además, estaba amonestado. No fue una buena jornada porque en la primera clara que tuvo Godoy Cruz, a Federico Milo se le quedó trabada la pierna derecha queriendo tapar el remate de Allende y debió abandonar el campo lesionado para que lo reemplace Fernando Román.

Como si fuera poco todo lo que le venía sucediendo, a los 10 minutos, el colombiano Edwin Mosquera se tuvo que retirar con una dolencia en el aductor izquierdo. Como era la tercera ventana, a los 14 terminaron ingresando Pisano por el «cafetero» y también Silva por Martínez. Con todos estos cambios, no tardó en reconfigurarse. Zacaría tuvo un remate de derecha que sacó por encima del travesaño Espínola.

Cuando no, Godoy Cruz respondió con Ramírez que esta vez llegó hasta el fondo y le pegó al arco. Después del rebote en Devecchi, sobre la línea la sacó Román en conjunto con Valentini. De milagro no se transformó en el empate. A los 20 minutos, el mismo Ramírez fue a buscar una pelota que controló mal con el pie muy arriba y le pegó con los tapones en la cabeza a Iñiguez. Trucco no dudó y le sacó la tarjeta roja directa. Panorama favorable para el «Tiburón».

Con un jugador de menos, el equipo de Flores era protagonista del juego. Palermo indicaba que se debía controlar la pelota para asegurar la victoria, pero no podía hacerlo en ningún momento. Los centros se sucedían pero los centrales tenían mucho trabajo y respondían bien para que Devecchi no tenga que intervenir tanto como en el primer tiempo. De todas maneras, parecía que tendría que sufrir hasta último momento. Breitenbruch escaló a los 40 minutos y disparó al ángulo. Parecía que el arquero intervino pero cobraron saque de arco.

Lo que no efectivizaba en el arco rival, el «Tomba» lo pagó en el arco propio. De un lateral, Aldosivi llegó al segundo. Silva se la pasó por encima de su cabeza a Cauteruccio que hizo un buen enganche y luego se la cedió a Maciel. El volante le dio el pase gol con ventaja a Pisano que fusiló a Espínola para cerrar la noche. Era 2-0 y con espacio para ampliar.

Lo tuvo de nuevo Pisano pero cuando corría sólo hacia al arco cedió al medio para Cauteruccio y le quedó larga al goleador que no pudo definir. Todos tenían sus chances y hasta se animó Fernando Román que estrelló un balón en el travesaño a partir de una incursión ofensiva.

Aldosivi fue efectivo como el año pasado con Palermo y sumó no sólo tres puntos sino también algunas preocupaciones por las lesiones que ha tenido a lo largo del juego con un campo que no ayudó demasiado. La zaga de partidos ante rivales directos empezó bien, pero la semana que viene tendrá que seguir ratificandolo ante Central Córdoba.