En la última jugada, Aldosivi venció a San Lorenzo

Rodrigo Contreras en el último ataque le dio el triunfo a Aldosivi por 2 a 1 ante San Lorenzo como visitante por la fecha 6 de la Copa de la Liga. En el final del primer tiempo, Grahl con un gran tiro libre puso en ventaja a los marplatenses. En tiempo adicionado del complemento empató Di Santo y en la última jugada del partido, Rodrigo Contreras le dio el triunfo a los marplatenses.

Aldosivi la luchó cuando fue necesario (Foto: Prensa Aldosivi)

Aldosivi, esta vez, tuvo premio a no rendirse como otras veces no lo tuvo. El «Tiburón» ganó en la última jugada 2-1 ante San Lorenzo como visitante con un gol de Rodrigo Contreras, pero el triunfo lo empezó a cimentar en un muy buen primer tiempo.

Los marplatenses habían jugado muy bien en esos 45 minutos iniciales y se encontró con el gol en la última jugada con la gran pegada de Francisco Grahl. En el complemento padeció el asedio del dueño de casa que recién pudo empatarlo a los 47 cuando Franco Di Santo aprovechó un centro atrás. Los de Gago no cedieron y en el último ataque definió muy bien Rodrigo Contreras mano a mano con el arquero para desatar el festejo.

Aldosivi es el equipo con mayor cantidad de posesión en promedio de la Copa de la Liga, pero los primeros 10 minutos fueron absolutamente para el local que buscaba desdoblar por las bandas con los Romero asociados a los laterales, ya sea Peruzzi o Pittón. Pero no inquietó, sólo un centro que controló Porcnjic. De a poco, se empezó a recuperar Aldosivi con un Grahl mas suelto teniendo el respaldo de un doble cinco natural detrás. Primero intentó el 10 luego de una buena jugada de Guzmán y terminó en el córner por la estirada de Gattoni.

El «Tiburón» empezó a acomodarse mejor en el campo a tener más la pelota y a merodear el área defendida por San Lorenzo. Tuvo, como siempre, buenas jugadas colectivas para llegar al área con Grahl instalado por izquierda formando un triangulo con Insúa y Braida. Del otro lado, hacía lo propio Indacoechea con Iñiguez y Guzmán.

En ese contexto, el primer tiro al arco pleno en el partido fue de Oscar Romero a los 38 minutos exigiendo a Pocrnjic que la sacó por arriba del travesaño. Pasaba poco y apareció otra vez la zurda mágica de Francisco Grahl. A los 46 minutos, desde la zona derecha de la cancha y luego de una infracción de Braghieri sobre Guzmán, el mediocampista la clavó en el segundo palo de Monetti que nada pudo hacer. Golazo otra vez de tiro libre para irse al descanso en ventaja.

Francisco Grahl detrás de Romero. (Foto: Prensa Aldosivi)

El gol hizo que Dabove meta mano en el equipo volviendo a una línea de 4 en el fondo y cambiando la mitad de la cancha con el buen ingreso de Julián Palacios que estuvo muy participativo, mientras que Diego Rodríguez se encargaba de darle equilibrio.

San Lorenzo mejoró en su juego y el desarrollo era más parejo. Tuvo el empate Gattoni con una pelota parada donde el defensor la tomó de frente al arco y la tiró por arriba del travesaño. Luego falló Ángel Romero después de un rebote y de frente al arco y luego intentó Palacios con un remate lejano que sacó afuera Pocrnjic. Fue un momento donde pudo aguantar el mal paso Aldosivi.

Gago mandó a la cancha primero a Panaro y luego a Contreras y Maciel buscando más juego. En la primera que entró el «Tucu» se fue mano a mano con Monetti pero se acercó demasiado al arquero y se quedó sin tiempo para definir antes de que saliera para quedarse con la pelota.

El equipo de Dabove tenía la intención mientras Aldosivi esperaba agazapado, no se desesperaba porque sólo inquietó a través de centros y a pesar de los cambios, la estructura marplatense se sostenía firme. Recién lo pudo romper a los 47 minutos cuando desbordó por derecha y cuando tiró el centro atrás, Franco Di Santo le pegó fuerte para igualar.

Podía ser un golpe de efecto para el partido, pero sin embargo no cedió nunca y en una salida larga Contreras puso el cuerpo y comenzó un ataque en superioridad numérica. Se la cedió a Braida y el extremo se la devolvió para dejarlo de frente a Monetti. El «Tucu» definió con pierna cambiada por encima del arquero para una muy buena victoria de un equipo que todavía se está acomodando a su propia identidad.