Goleado y golpeado

Aldosivi volvió a ser goleado en el Minella. Esta vez, fue el escolta del campeonato, Newells Old Boys que se quedó con el triunfo por 3 a 0 gracias a los goles de Mauro Formica, Maximiliano Rodríguez y Victor Figueroa de penal. El equipo de Franco tuvo buenos tramos de fútbol, pero carece de efectividad frente al arco.

Acosta fue desequilibrante durante varios tramos del partido.

Otro tropiezo en casa y por goleada. Por segunda oportunidad consecutiva, Aldosivi cayó por goleada en el Minella y fue por 3 a 0 ante el Newells Old Boys por la fecha 21 del Campeonato de Primera División.

La calidad de los hombres de ataque en el equipo de Osella fueron claves para definir el encuentro, ya que los de Franco volvieron a carecer de claridad para meter goles a pesar de que tuvo tramos de control de juego.

El «Tiburón» trató de plantearle en el campo rival el partido, aunque no fue sencillo. Por un córner a los 7 minutos, llegó la primera situación con un centro que picó en el área chica, rebotó en Moiraghi y no le permitió llegar a Ramiro Arias en el segundo palo.

En un duelo que era realmente parejo, empezaron a quedar de lado los mediocampistas porque se trataba de acelerar en esa zona y podían hacerlo ambos. Amoroso por derecha era una preocupación constante para Sosa Otermin y Arias. A los 15 minutos, el ex Unión desbordó y tiró el centro atrás donde Quignón quedó sólo de frente al arco. El remate se fue apenas desviado pero era un aviso del escolta del campeonato.

A los 20, después de haber desperdiciado una increíble oportunidad Acosta, se lesionó Alexis Castro en la zona del aductor y debió abandonar la cancha. Su lugar lo ocupó Sebastián Navarro volviendo pero esta vez junto con Brum. De una jugada que parecía intrascendente, Newells tuvo otra oportunidad porque le derivó al balón con espacio a Maxi Rodríguez que tiró a distancia con buena dirección, pero las manos de Campodónico salvaron el cero en su arco.

Después de la media hora, la «lepra» perdió la pelota porque el local empezó a atacar con mucha gente y a llevar preocupación. Los centros fueron una buena herramienta. En la primera cabeceó sólo pero demasiado débil de pique al piso Penco y también tuvo una más clara Joel Acosta muy cerca de la valla pero la tiró por encima del travesaño. También después de un despeje defectuoso de Sebastián Domínguez, Ismael Quilez tuvo un rebote en el borde del área y remató débil a las manos de Pocrnjic.

Por lo hecho en el tramo final de ese primer tiempo, Aldosivi mereció la ventaja ya que pudo encontrar en los envíos aéreos esas situaciones de gol que le habían faltado en partidos anteriores.

En el inicio del complemento, golpeó Newells. Al minuto una jugada que comenzó Quignón y tuvo la participación de Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco que le ganó la espalda a Arias y tocó para el centro donde Formica pisando el área le dio un puntinazo al balón y se metió contra el palo de Campodónico. Era un golpe duro para lo que había hecho el equipo de Franco.

Después del gol, se desordenó defensivamente y le permitió progresar al rival. Tardó 10 minutos en dar una respuesta y fue con un remate de Quilez que fue al pecho de Pocrnjic. Luego una buena sociedad del activo Acosta con Navarro en el área derivó en un centro bajo que no pudo conectar bien Penco.

El partido era entretenido y se generaban situaciones poco comunes. Galván casi mete un gol de 50 metros rematando desde atrás de mitad de cancha luego de ver al arquero adelantado. Newells, fiel a su estilo, hizo una jugada maravillosa usando todo el frente de ataque, con dos tacos incluidos que terminó en dos jugadores sólos ante Campodónico, pero el pase de Formica a Scocco quedó un poco largo por lo que el delantero se tiró al piso para desviarla y el balón se fue apenas pegado al palo.

Los de Franco lo intentaron en muchas oportunidades, pero sin precisión en los metros finales. Newells con la lucidez de sus hombres de punta resolvía todo. Le dio la pelota a Aldosivi y esperó su momento. A los 37 minutos, una muy buena contra colectiva con mucho movimiento de balón y jugadores terminó con un preciso pase de Formica para Maxi Rodríguez que enfrentó a Campodónico, lo esquivó y definió con clase. 2-0 e historia terminada.

Quedaría lugar para una corajeada de Jacobo Mansilla que reemplazó a Scocco y cuando ingresó al área, lo tocó abajo Galván y el ex Quilmes se dejó caer. Argañaraz pitó penal y Victor Figueroa lo transformó en el 3-0.

Otra vez, los marplatenses se quedaron con las manos vacías a pesar de buenos tramos de fútbol. Sigue padeciendo sus propias limitaciones para definir las jugadas y esta vez, además se encontró con la calidad de los rivales para sumar 4 caídas al hilo y empezar a mirar mucho más de cerca la zona que nadie quiere habitar.

Síntesis

Aldosivi (MDP) 0: Pablo Campodónico, Gastón Díaz, Jonathan Galván y Ramiro Arias; Ismael Quilez, Roberto Brum, Alexis Castro y Leandro Sosa Otermin, Neri Bandiera, Sebastián Penco y Joel Acosta – DT: Darío Franco

Newells (Rosario) 3: Luciano Pocrnjic, José San Román, Sebastián Domínguez, Emanuel Moiraghi y Nehuén Paz; Juan Sills, Facundo Quignón, Joel Amoroso, Mauro Formica, Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco – DT: Diego Osella

Goles: 1m ST Mauro Formica (N), 37m ST Maximiliano Rodríguez (N), 47m ST Victor Figueroa -penal- (N)

Cambios: 24m ST Sebastián Navarro por Alexis Castro (A), 15m ST Nicolás Miracco por Ramiro Arias (A), 37m ST Jacobo Mansilla por Joel Amoroso (N), 43m ST Sebastián Prediger por Ignacio Scocco (N), 45m ST Victor Figueroa por Ignacio Scocco (N)

Árbitro: Pedro Argañaraz

Estadio: «José María Minella» de Mar del Plata