Alvarado empataba con Estudiantes cuando la neblina obligó a la suspensión

Después de un primer tiempo de poco juego, Alvarado y Estudiantes de Río Cuarto igualaban 0 a 0 en el Minella por la Primera Nacional. Cuando volvieron para el complemento, había una neblina en la cancha que obligó a la suspensión del cotejo luego de 3 minutos de juego. Se completa mañana a las 14.

La neblina en el Minella no dejó terminar el partido.

La neblina se transformó esta noche en la gran protagonista del partido entre Alvarado y Estudiantes de Río Cuarto por la fecha 22 de la Primera Nacional. Los equipos igualaban 0 a 0 al final del primer tiempo y cuando volvieron a la cancha el fenómeno climático se había adueñado del estadio.

A pesar de que se jugaron 3 minutos del complemento, los planteles en conjunto con los jugadores determinaron la suspensión porque literalmente no se podía ver nada.

En cuanto al juego; Coyette ubicó desde el primer momento un claro 4-2-3-1 con «Coquito» Rodríguez parado bien como «enganche» detrás de Cadenazzi. Eso no le permitió de todas formas generar peligro porque sólo tuvo en el amanecer del cotejo un remate que se desvió del propio centrodelantero pero terminó yendose por detrás del arco. Estudiantes de Río Cuarto trataba de cortar en el medio donde se movía el doble cinco Jaurena-Malagueño para salir disparados hacia el área de Fernández.

El juego de ajedrez táctico entre los dos, no generaba situaciones claras de gol. Lo más inquietante se generaba por las bandas para el «Torito» porque la presencia de Cadenazzi en el área era siempre una tentación para las pelotas aéreas o a ras de piso.

Los cordobeses tampoco eran demasiado punzantes y sólo se acercaron a través de pelotas paradas a los dominios del arquero local. Promediando la etapa, había más espacios y mejoró en sus intenciones ofensivas el dueño de casa. Seguía probando con centros que no tenían precisión en el tramo final. Dos de las más claras las tuvo Franco Malagueño. Primero con una mediavuelta que no lo tomó bien parado y luego en una pared perfecta con Ezequiel Vidal que no pudo controlar para el remate final.

Sobre el final con otra pelota parada, Estudiantes tuvo quizás la mejor situación del partido. Lautaro Formica de tiro libre en el borde del área estrelló el tiro en el travesaño ante el vuelo desesperado de Fernández. Se fueron 0-0 al descanso, pero mostrando que el peligro estaba a la orden del día.

Cuando salieron del vestuario nuevamente había bajado una neblina que no dejaba ver del otro lado de la cancha. Fue una sorpresa incluso para los jugadores que no podían creer lo que estaban viendo. Luego de un cónclave en la mitad del campo se decidió iniciar el segundo tiempo.

Hubo sólo 3 minutos de partido, pero realmente era imposible para los propios protagonistas ver a sus compañeros dentro de la cancha y se volvieron a juntar los protagonistas con el árbitro en el centro de la cancha. Lucas Novelli decidió que no se podía seguir jugando así y suspendió el partido.

Rápidamente se tomó la decisión de continuar los 42 minutos restantes este lunes desde las 14 en el Minella, dividido en dos tiempos de 21.