Alvarado perdió su segundo partido consecutivo

El equipo de Gastón Coyette cayó ante Brown de Adrogué por 2 a 1 en el Minella hilvanando su segunda caída consecutiva. Se puso rápidamente en ventaja el equipo de Vicó con gol de Matías Sánchez, en el complemento empató Astina, pero a poco del final, el ingresado Sproat aprovechó una pérdida en la salida del local para poner el marcador final.

Todos abrazan a Astina luego de su buen gol de zurda (Foto: Kris García)

Alvarado volvía al Minella con la intención de olvidarse rápido del partido ante Defensores de Belgrano donde sufrió la primera derrota de la temporada en la Primera Nacional; sin embargo, no tuvo una buena tarde de cara al arco y lo terminó pagando el propio para caer 2-1 ante Brown de Adrogué.

Los primeros 10 minutos fueron prácticamente de un sólo equipo en el Minella. Alvarado tenía la pelota, la movía con paciencia y de a poco empezó a encontrar espacios. Las más claras se generaron por buenas combinaciones de Victorio Ramis y Facundo Pons pero, a pesar de las aproximaciones, no pudo disparar al arco en ningún momento.

Brown esperaba el momento para tratar de atacar pero lo hacía con poca gente y mucho terreno por delante. En el primer córner que encontró el equipo de Vico, falló en el cálculo Pedro Fernández y le puso la cabeza al balón el volante central Matías Sánchez para empujarla al arco vacío. Baldazo de agua fría y en la primera llegada, la visita estaba en ventaja.

En los minutos posteriores al gol, Belinetz tuvo una buena oportunidad y un cierre providencial de Robledo evitó que quede mano a mano con Pedro Fernández. Tardó unos poco, pero el «Torito» volvió a tener el dominio de la pelota mientras su rival esperaba. Eligió generalmente la derecha donde estaba haciendo un muy buen trabajo Ramis en tandem con Brian Mieres para llegar hasta el fondo de la cancha, pero cada vez que metieron centros, no encontraron destinatario para llegar al empate.

A pesar de tener la pelota, las más claras estuvieron en los pies de la visita. Da Campo a los 35 minutos encaró sólo hacia el arco pero se fue quedando sin ángulo. Aún así, disparó cayendose y obligó a que tuviera que intervenir Fernández para salvar su valla. Alvarado no pudo inquietar más y el negocio, por el momento, era para los de Adrogué.

En el complemento, no cambió la idea el equipo de Coyette. Molinas, que estaba haciendo un buen partido con movilidad tuvo la primera a los 5 minutos con un remate cruzado que se fue apenas desviado. Pero otra vez, las más claras eran para la visita. Brown presionó en la salida y quedó muy abierta la defensa. Matías Noble quedó sólo en el segundo palo y le pegó muy mal cuando sólo tenía a Fernández como obstáculo para el segundo gol.

A los 14 minutos, Coyette creyó necesario cambiar y mandó a cancha a la vez a Del Bianco, Vella y Valiente para tratar de cambiar el partido. Fue uno de los de mejor rendimiento en el primer tiempo quien volvió a aparecer. Victorio Ramis exigió la primera atajada importante del arquero Horacio Ramírez que la sacó al córner.

Fue sólo un aviso porque otra vez Mieres con su profundidad por derecha, llegó hasta el fondo y tiró el centro al borde del área donde esta Astina. El ex Lanús no había tenido mucha participación pero en este caso enganchó para la izquierda y la colocó en el segundo palo, lejos del alcance de Ramírez para el empate.

Después de los múltiples cambios por ambos lados, ya no se agredieron tanto como antes. Al equipo de Vico le vinieron bien las modificaciones y mientras dominaba el balón, la visita pegó nuevamente. Una pérdida en una zona no recomendable terminó con un centro al corazón del área donde detrás de Belinetz que no llegó, Sproat puso la cabeza para el 2-1.

Hizo sus últimos esfuerzos el dueño de casa pero en la contra tuvo el tercero que no pudo convertir simplemente porque le faltó precisión. Segunda derrota consecutiva para un equipo que venía invicto y que volvió a fallar en el tramo final del campo de juego.