Wenceslao Méndez: «Alvarado no tiene que depender de nadie»

El candidato oficialista a la presidencia de Alvarado habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre lo que podría ser su gestión y destacó varios nombres del plantel anterior como también el trabajo del DT Mauricio Giganti. También descartó el apoyo directo de Facundo Moyano pero pidió a los socios que se acerquen asociandose.

Wenceslao Méndez será el candidato a presidente. (Foto: Club Alvarado)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Alvarado entrará en una nueva etapa desde el próximo 30 de junio cuando se renueven las autoridades. El oficialismo estará encabezado por Wenceslao Méndez que buscará ser el reemplazo de Pablo Mirón en la presidencia y, por ahora, es la única lista que se presentará a los comicios.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9), «Wenchy» como se lo conoce coloquialmente, se reconoció entusiasmado por la posibilidad: «a los que de alguna manera estamos vinculados pasionalmente con el club, nos gustan estos desafíos. Es grande porque la gestión de Pablo Mirón fue impecable. Estuvimos hablando y nos entrega un club absolutamente saneado. Eso nos pone la vara muy alta para esta nueva gestión que pretendemos tener». 

Hasta el momento se sabía que muchas de las personas que estuvieron junto con la dupla Mirón-Montes iban a repetir en esta comisión directiva, pero también señaló como llegó a ser el candidato a presidente: «en realidad, lo venían hablando porque es una continuidad de lo que estaba. Era una de las alternativas mi persona, pero es un honor que se confirme».

Dentro de la comisión directiva habrá nombres destacados que todavía están en funciones: «me acompañarán Diego Lomi y Alejandro Trubiano como vicepresidentes, Gustavo Greco como tesorero, Claudio Pianciola como secretario y los vocales que tienen mucho peso específico son unos cuantos: Diego Báez, Ariel Daguerre, Julián Villarreal y Enzo Trubiano, entre otros», señaló.

Si les toca asumir la presidencia, tendrán que rápidamente pensar en el armado de un equipo competitivo, pero todavía no saben para que tipo de certamen: «tenemos que esperar la resolución definitiva de AFA con el diagrama del Nacional B, no está descartado del todo una reestructuración y seguimos con la ilusión de que Alvarado sea invitado. En base a eso, quizás se pueda cambiar el cuerpo técnico o no, habrá que tener otro tipo de jugadores con distintas calidades…es muy distinto», adelantó.

De todas maneras, desde el gusto personal les interesa mantener una base de lo que se denomina habitualmente la columna vertebral: «nos gustan muchos jugadores como Rago, Paulucci y Gastón Martínez, Martín Palisi, Marcos Litre, Molina, son jugadores que pueden ser la envidia de cualquier equipo del Federal». También tuvo palabras de elogio para el entrenador Mauricio Giganti: «la campaña me pareció espectacular, no sólo desde lo deportivo, sino también de la estructura que implementó. Fue novedoso y eso hará que todos los chicos de inferiores puedan ocupar un espacio en el primer equipo de Alvarado».

El rol de Facundo Moyano, durante la gestión de Pablo Mirón, jugó un papel preponderante, pero ahora parece que tendrá un impass dentro de la gestión (incluso no estará en la Comisión Directiva), pero según Méndez nunca se terminará de alejar: «Alvarado no tiene que depender de nadie. No tenemos la suerte de otros clubes que tienen en la cabeza del club una persona millonaria para hacer y deshacer. Debemos tener mucha inteligencia y capacidad. Facundo, el problema que tiene es que es muy hincha de Alvarado. Si hoy decide al igual que Pablo y Emiliano tomar distancia, no quiere decir que no venga más al club», dijo.

En ese sentido, con un club ordenado, que tiene buena infraestructura y muchas disciplinas deportivas; el desafío pasa por encontrar los apoyos económicos necesarios para armar un buen presupuesto: «al empresario lo podes seducir con esta propuesta, pero también a muchos hinchas de Alvarado que en el camino se fueron perdiendo. Hay muchos que están esperando que les toquen el timbre y que los entusiasmen. Hay que aumentar el número de socios porque en un partido normal se llevan entre 7.000 y 10.000 personas y un padrón societario de 3.000 personas. El hincha se tiene que acostumbrar a que es muy lindo pedir, pero eso demanda un presupuesto y se tiene que comprometer de otra forma, asociándose y que el club le facilite la manera de hacerlo», señaló finalmente apuntando directamente a que los socios se acerquen.

Por ahora es la única alternativa que se maneja, pero no se descarta que pueda surgir otro socio para disputarle la presidencia. Por el momento, con poco más de un mes por delante, es quien apunta a ser el nuevo presidente de Alvarado.