Walter Erviti: «Ningún club me dio los objetivos altos de Alvarado»

En su presentación como nuevo jugador de Alvarado, Walter Erviti anunció que no se trata de su último paso profesional: «no lo tomo como un retiro, para mí es una gran responsabilidad». Luego agregó que «soy hincha de Alvarado desde que nací y lo llevo tatuado en mi piel». Además, Facundo Moyano indicó que «hay que destacar el gesto humano, para mí eso lo convierte en ídolo».

Facundo Moyano, Walter Erviti y Pablo Mirón en la presentación del jugador. (Foto: Twitter Sportcenter)

Alvarado presentó oficialmente a su figura máxima. La llegada de Walter Erviti desde el Independiente campeón de Copa Sudamericana a un equipo candidato del Torneo Federal «A» se transforma en un verdadero golpe de efecto en el mercado de pases y que posiciona al club marplatense a nivel nacional incluso. Todos ahora posarán sus ojos en el «Torito» más detalladamente.

Eso sucedió con la presentación del experimentado jugador realizada esta tarde con la presencia además del presidente Pablo Mirón y del Vicepresidente Primero Facundo Moyano, factor preponderante para que Erviti esté en el club marplatense.

El primero en tomar la palabra fue el presidente y remarcó que «agradezco a Walter por confiar en nuestro club y cumplir con lo que había prometido en su momento. Era el momento propicio después de estos últimos años de gestión porque preparamos el terreno para que Erviti nos de una mano y nos ayude a conseguir el ascenso a la B Nacional».

También Moyano tuvo palabras de elogio para su amigo, pero sobre todo desde el aspecto humano: «para Walter tengo palabras de agradecimiento, es un sueño hecho realidad que un jugador de su envergadura pueda venir a Alvarado. Más allá de destacarlo como futbolista y venir a un club que está dos categorías más abajo de la Primera, hay que remarcar la actitud humana de venir a una institución sabiendo las carencias naturales que tiene un club de menor jerarquía futbolística. Para mí ya se transformó en un ídolo por eso», aseguró el diputado.

Por otro lado, lo destacó como un hecho que está ligado directamente al trabajo estructural que se ha hecho en Alvarado: «lo tomo también como un logro dirigencial porque no viene en cualquier momento sino cuando hemos puesto de pie al club».

Luego tomó la palabra el principal protagonista de esta historia: «estoy muy emocionado con este momento, lo he esperado mucho tiempo. Tengo un cariño especial por este club y lo llevo conmigo desde siempre. Soy hincha de Alvarado desde que nací y lo llevo tatuado en mi piel», dijo primeramente el jugador de 37 años.

También se encargó de remarcar la situación del club como un factor importante para su decisión: «esto se puede dar porque, más allá de la predisposición mía, hay un club saneado que trabaja diariamente y cuida el dinero que tiene«. Sabe que son momentos únicos los que le esperan por delante: «Dios quiera que pueda disfrutar cada día en el club como lo hice en otras instituciones con el condimento especial de lo que siento por Alvarado». 

Si hay algo que no le falta a Erviti dentro de la cancha es la lucha, el sacrificio y el esmero por llegar a los objetivos como lo ha hecho con todas las prestigiosas camisetas que ha vestido. No será distinto en una divisional diferente: «todas las categorías del fútbol argentino son muy parejas y el Federal A no es la excepción. Físicamente estoy muy bien y tengo que ponerme a punto con mis compañeros».

Como todos en el club, y más ahora que han sumado un jugador de tanta jerarquía, no esquivó la palabra ascenso como un objetivo firme: «no tomo este paso como un retiro sino como una gran responsabilidad. Siempre estuvo en mi cabeza jugar en Alvarado a lo largo del tiempo, ahora se dio la oportunidad. El hincha tiene la ilusión de llegar a la B Nacional y lo intentaremos», advirtió.

Respecto de su decisión indicó que «ningún club me dio los objetivos altos que me propuso Alvarado y eso para mí es importante«.

Ya tuvo las primeras palabras con Mauricio Giganti y ahora, esperará por sumarse al trabajo en la práctica de mañana. Lo cierto es que la expectativa sobre Alvarado se ha incrementado notablemente y se vivirán meses históricos para el fútbol de Mar del Plata que, además, se pueden coronar con la pelea por el ascenso. Al hincha del «Torito» no le faltan motivos para estar feliz.