Andrés Álvarez: «El salto de calidad se da sabiendo que trabajas con personas»

El Licenciado integra el nuevo departamento de Psicología Deportiva en el Club Alvarado y contó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) las herramientas que pueden brindarle a un jugador.

El equipo de Psicólogos Deportivos junto a Gustavo Gatti. (Foto: Prensa Alvarado)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La psicología deportiva se ha ganado un espacio importante en los planteles profesionales e incluso en todos los clubes que apuestan por brindarle a sus deportistas una asistencia interdisciplinaria para potenciar sus rendimientos.

Alvarado en la última semana anunció que los Licenciados Andrés Álvarez y Manuel Fernández se harán cargo de ese nuevo Departamento, especialmente para asistir a los juveniles que están en la transición al profesionalismo.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9), el Lic. Álvarez explicó que «la creación del área de psicología aplicada al deporte sería la última parte de una gran estructura de trabajo que se viene creando y empezamos a trabajar en pos de ofrecerle a este grupo de jugadores todo lo que esté a su alcance».

El objetivo que persiguen es tan importante como profundo en la visión de cada deportista sobre su existencia misma: «esta última pata les da la posibilidad de pensarse así mismo como futbolista y ser humano íntegro, de que manera madurar y como pueden aprovechar la oportunidad que la vida les genera. En Alvarado hay mucho potencial y talento pero se enfrentan a desafíos que parecen imposibles. Se puede expandir la conciencia en ese sentido», planteó como objetivo principal.

La tarea que realizarán tiene etapas concretas y la primera es la que están desarrollando ahora: «empezamos analizando y evaluando todo el recurso humano. Quienes son, de donde vienen, cuanto hacen que están en la institución, que se espera de ellos». Pero además, tienen la coyuntura de la pandemia que hace que la realidad de cada uno vaya cambiando: «la situación social y deportiva es muy particular, vienen de un parate largo que tiene impactos concretos, pero nos encontramos con un proceso de recuperación que lleva 40 días y donde se ha trabajado bien. Se los ve bien».

«Hay características que al jugador pueden sorprenderlo. Nosotros tenemos que prepararlo para que eso no le sorprenda»

Licenciado Andrés Álvarez

Las edades que abarcarán para trabajar en lo específico es bastante amplia y con problemas de distinta índole para los jugadores: «nos remitimos a trabajar con jugadores desde 1998 hacia adelante. De 22 años hacia abajo llegando a los 15 o 16 años. Se atraviesan diferentes fases y hay características que al jugador pueden sorprenderlo. Nosotros tenemos que prepararlo para que no le sorprenda. El trabajo de entrenamiento psicológico y anticipación le posibilita tener una herramienta».

No se trata sólo de lo que pasa con ellos fuera de la cancha. El entrenamiento psicológico también los lleva a controlar situaciones que pueden darse dentro de la cancha, como la frustración por una jugada que no termina bien, la imposibilidad de participar del juego y; como un extra, la posibilidad de detectar esas situaciones en el rival para sacarle ventaja. «Ajustamos un plan de competición a la demanda del jugador en lo que le urge trabajar y también una psicoeducación transmitiendo herramientas a nivel grupal», explicó Andrés.

Para que estas áreas se desarrollen, es necesario que los clubes comprendan a través de sus dirigentes, la importancia de este tipo de herramientas: «hay un cambio a nivel dirigencial cuando se deja de pensar al profesional como un gasto y lo considerás una inversión brindandole todos los recursos. El salto de calidad se da cuando comprendés trabajas con personas y no sólo jugadores de fútbol. Son padres, hijos y tienen problemas», resumió el profesional.