Otra vez, Aldosivi goleado en el Minella

El equipo marplatense perdió 3-1 ante Gimnasia de La Plata por la fecha 13 del Torneo de la Liga Profesional de Fútbol (LMF). Tuvo un primer tiempo de muy baja calidad donde anotaron el «Pulga» Rodríguez a los 50 segundos y Contín a los 23. En el complemento, cuando intentaba descontar, el propio centrodelantero marcó el tercero. El descuento fue de Grahl. Sexta caída consecutiva para los dirigidos por Gago.

Aldosivi volvió a ser goleado en casa. Con 17 tantos en contra en 6 encuentros, acumuló su sexta caída consecutiva al perder 3-1 con Gimnasia de La Plata en la fecha 13 del Torneo de la Liga Profesional de Fútbol. El mal momento del equipo marplatense, se agrava.

Con lo que le cuesta remontar partidos al «Tiburón», a los 50 segundos la visita se puso en ventaja. El primer ataque fue un pelotazo de Cecchini para Contín que la bajó de cabeza hacia Luis Miguel Rodríguez que entró sólo a espaldas de un desorientado Emiliano Insúa. Con una pirueta para pegarle con la derecha, la puso en el palo más lejano de Devecchi. Increíble inicio.

Le costó asimilar el golpe hasta que pudo tener un poco más la pelota. Sin embargo, sin profundidad se le hacía difícil generar peligro. Lo más punzante eran las trepadas de Emanuel Insúa. Una de ellas terminó con un buen centro buscando el anticipo de Cauteruccio que no llegó por unos centrímetros.

Otra vez las desatenciones y errores le costaron el segundo gol. Sabiendo que buscan siempre salir desde abajo, Gimnasia lo presionó a los 23 minutos y esta vez Gastón Gil Romero dio un increíble pase atrás para un Devecchi que no estaba en ese lugar. El que si estaba era Contín que tuvo que empujarla simplemente para ponerse 2-0. A esa altura del partido, ya parecía imposible remontarlo.

Aldosivi estaba realmente desorientado, fuera de partido y Gastón Lodico le pegó una patada descalificadora de Brahian Alemán. Se salvó de la tarjeta roja. El descontrol era absoluto y encima, el «Tiburón» no pateaba al arco. Encima Gimnasia seguía insistiendo con un juego directo que complicaba al dueño de casa. Sobre los 35, Johan Carbonero enfrentó cara a cara a Devecchi después de un pase del «Pulga» Rodríguez que se desvió en Gil Romero. Esta vez el arquero pudo responder para que no termine el primer tiempo en goleada.

Iñiguez volvió a ser reemplazado (Foto: Prensa Aldosivi)

En el inicio del complemento, asumiendo el error en el planteo de nombres, Gago mandó a cancha a Franco Pérez y Francisco Grahl. El juego mejoró un poco con Malcom Braida como principal bandera ofensiva pero con más ganas que buen fútbol.

Cuando estaba en la búsqueda del descuento, un pelotazo largo de Rodrigo Rey cayó en campo aldosivista. Coloccini cabeceó y la pelota dio en la espalda de Carbonero. La suerte no estaba tampoco del lado del dueño de casa porque dejó a Contín mano a mano con Iñiguez que perdió muy fácil en el mano a mano y el centro delantero se fue sólo contra Devecchi para definir tranquilo para el 3-0. Un mazazo más a las aspiraciones de un equipo desdibujado.

Tal como hace habitualmente, el entrenador de Aldosivi desarmó su esquema. Puso a Alejandro Aranda en lugar de Iñiguez para que se ubique como doble 9. Gil Romero pasó al lateral izquierdo y Cerro como volante central. A los 16 minutos llegó al descuento con una pelota que cayó en el área donde trataron de conectar Aranda con Cauteruccio, luego del despeje a medias le quedó a Braida que se cerró y de taco, el delantero habilitó a Grahl que entraba corriendo. Tirandose al piso el 10 la empujó para anotar el descuento. Era sumar un poco de entusiasmo en medio de la desazón generalizada.

A pesar de tener a Grahl en cancha, la búsqueda de Aldosivi fue con la segunda pelota. Había pelotazos constantes donde ganaban generalmente los centrales del equipo platense. Aún así, estaba siempre cerca del arco rival ante un Gimnasia que no insistía demasiado y tenía como principal figura a un activo Contín. El equipo de Gorosito defendió la diferencia que había obtenido ante la impotencia de los locales para atacar.

Pudo incluso de contragolpe ampliar la diferencia porque sobraba espacio. El «Pulga» Rodríguez tuvo la más clara con el arco de frente pero increíblemente no le acertó al arco por bajo.

Otra actuación que deja mucha incertidumbre sobre el futuro del entrenador en el equipo por los partidos perdidos de manera consecutiva, porque no muestra reacción y además, es goleado en los últimos partidos.