Noche negra

Aldosivi perdió 3-0 ante Olimpo de Bahía Blanca en la última fecha del Torneo de Primera División y con los empates de Huracán y Temperley; descendió a la Primera B Nacional. Dos goles de Coniglio y otro de Caballuci sentenciaron la suerte del equipo marplatense.

El «Tiburón» afrontaba el último partido del campeonato de Primera División sabiendo que debía ganarlo para quedarse en la máxima divisional; sin embargo Olimpo se llevó el triunfo por 3 a 0 a plena contundencia y los empates en las restantes canchas, sentenciaron el descenso a la Primera B Nacional después de dos temporadas y media en la elite.

La tensión se sentía en cada cruce, en cada pelota y era lógico teniendo en cuenta lo que había en juego, además de la lluvia como un factor condicionante. En los primeros 6 minutos, hubo dos penales que Juan Pablo Pompei obvió. Primero de Campodónico en el área local y luego una mano de Cabral. Siga, siga.

Aldosivi tuvo unos minutos de tímidos avances de la visita hasta que se hizo dueño del desarrollo del partido con Brum metiendo en la recuperación y buenas participaciones de Sosa Otermin en ataque. El ex hombre de Danubio tuvo un disparo casi desde el córner que tapó Gabbarini y llegando al cuarto de hora, una buena jugada individual de Lugüercio terminó con un remate que se fue cerca.

Sin embargo, cuando parecía que estaba más cerca de abrir el marcador, llegó un golpe inesperado. A los 19 minutos, una corrida de Caballuci por izquierda fue letal porque el pase atrás encontró muy mal parada a la defensa y venía sólo Coniglio que esquivó a Galván y definió con calidad ante Campodónico para el 1-0.

Si eso parecía mucho para Aldosivi, dos minutos más tarde Coniglio le fue a pelear un pelotazo muy largo a Alegre que se confió en cubrir con el cuerpo y el 9 se la ganó para irse sólo ante el arquero, esquivarlo y definir al arco vacío. La gente del «Tiburón» no podía creer lo que estaba viviendo y empezó a reclamar con sus cantos una actitud distinta, pero le faltaba claridad en el final de la cancha, como todo el campeonato.

Perazzo decidió mover el banco y metió en cancha a Miracco por Sosa Otermin, sacandole más generación de juego y poniendo más jugadores en ataque. El recién ingresado hizo un buen enganche en su primer intervención y le pegó a distancia. La pelota se fue al lado del palo. El equipo marplatense estaba mejor y tuvo un centro de Medina que no llegó a empujar Lugüercio. De toda maneras, los de Sciaqua tenían lógicamente espacio para el contragolpe.

Antes del final de la primera parte, Pompei decidió expulsar a Miracco y Cabral, uno por lado cuando después de una simulación del delantero del «Tiburón», el defensor lo agredió. Así se fueron al descanso.

En el complemento, las necesidades del conjunto marplatense lo llevaron a ser protagonista y a intentar con las herramientas que puede hoy. A veces apresurado, pero en otras con posibilidades ciertas como un remate de Quilez pisando el área que se fue desviado, pero era una buena opción. El otro lateral Canever tuvo otra situación luego de un rebote pero llegó exigido al balón y achicó rápido Gabbarini, por lo que el remate se fue desviado.

El campo de juego estaba muy cargado por la constante lluvia que caía en Mar del Plata y empezaba a pesar en las piernas de todos los jugadores. Aldosivi era puro corazón y lo metía al conjunto bahiense cada vez más cerca de su arco. Canever tuvo las más claras con un pase exquisito del insistente Medina, pero el lateral se encontró primero con Gabbarini que sacó su remate al primer palo y luego en un córner cuando el arquero había quedado fuera de acción, se encontró con Pantaleone que la sacó en la línea.

A los 28 minutos, con el local jugado en ofensiva, Caballuci tuvo otra corrida, esta vez por derecha y ensayó una terrible definición al segundo palo de Campodónico que nada pudo hacer. El 3-0 era una distancia demasiado grande para un partido donde Aldosivi merecía más.

Las oportunidades se sucedían y no podía encontrar el descuento. Gabbarini apareció en momentos claves porque el «Tiburón» lo desbordaba por todos lados a su rival. A los 32 minutos, un generador se rompió y dejó la cancha a media luz por lo que se suspendió provisoriamente la acción, por su algo le faltaba a la noche.

Después de más de 20 minutos, volvieron los jugadores a la cancha con Temperley y Huracán que ya habían finalizado sus partidos con empates en cero. El «Tiburón» necesitaba 3 goles para ir a un desempate. Galván tuvo una situación clara jugando como centro delantero y la pelota se fue pegada al palo al córner.

Hubo empuje, hubo intenciones, hubo coraje; pero no le alcanzó. Aldosivi cayó en un partido que debía ganar y los resultados le jugaron en contra por lo que la próxima temporada deberá volver al ascenso.

Síntesis

Aldosivi (MDP) 0: Pablo Campodónico; Ismael Quilez, Alan Alegre, Jonathan Galván y Franco Canever; Nahuel Yeri, Roberto Brum, Leandro Sosa Otermin y Pablo Lugüercio; Antonio Medina y Jonathan Benedetti – DT: Walter Perazzo

Olimpo (BB) 3: Adrián Gabbarini, Ezequiel Parnisari, Yonathan Cabral, Carlos Rodríguez y Nicolás Pantaleone, Emiliano Tellechea, Lucas Villarruel, Jonathan Blanco y Rodrigo Caballuci, Franco Troyansky y Fernando Coniglio – DT: Mario Sciaqua

Goles: 19m y 21m PT Fernando Coniglio (O), 27m ST Rodrigo Caballuci (O)

Cambios: 34m PT Nicolás Miracco por Leandro Sosa Otermin (A), 19m ST Sebastián Navarro por Pablo Lugüercio (A), 20m ST Said Llambay por Franco Troyansky (O), 58m ST Ramiro Arias por Alan Alegre (A), 63m ST Martín Pérez Guedes por Rodrigo Cabalucci (O), 70m ST Matías Mayer por Fernando Coniglio (O)

Incidencias: Expulsados a los 47m PT con roja directa Yonathan Cabral y Nicolás Miracco

Árbitro: Juan Pablo Pompei

Estadio: «José María Minella» de Mar del Plata