Candelaria Abrines: «La nutrición es un entrenamiento invisible»

La especialista que está trabajando en el Club Alvarado, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la importancia de la nutrición en la actualidad del deportista. El próximo jueves brindarán una charla abierta en la sede social desde las 19.

Constanza Pernice y Candelaria Abrines, nutricionistas del Club Alvarado (Foto: Prensa Alvarado)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La nutrición deportiva ha pasado a ser un sostén importante para la vida cotidiana no sólo de los deportistas profesionales de alto rendimiento, sino de toda persona que toma con seriedad el desarrollo dentro de una disciplina deportiva.

La nutricionista Candelaria Abrines, junto con Constanza Pernice, están trabajando en el Club Alvarado pero este jueves a las 19 darán una charla abierta a la comunidad para deportistas, profesores y padres para brindar algunos tips en la sede social de la institución (Jara y Alvarado) que puedan servir de ayuda.

Abrines señaló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que «el rendimiento del deportista está configurado por muchas ciencias, como la psicología y la nutrición que se vuelven muy relevantes. Los equipos profesionales de distintos deportes están sumando estas especialidades».

El aporte que se puede hacer es inmediato y no tiene que ver sólo con una búsqueda en los clubes, sino en deportistas amateurs de manera particular: «en general los deportistas, en cualquiera de sus especialidades verá mejorado su rendimiento. Muchos deportistas amateurs concurren a nutricionistas particulares que es lo que nosotros llamamos el entrenamiento invisible y es igual de importante que el entrenamiento habitual», remarcó la especialista.

Con un simple esquema, Abrines resumió de que se trata el plan de nutrición que debe estar acompañado en un deportista, por distintos aspectos: «los nutricionistas hablamos de las 4 R de la recuperación: reparar los tejidos que se rompen en los entrenamientos y tiene que ver con el consumo de proteìnas en carnes y lácteos; regenerar con almidones o hidratos de carbono, la rehidratación que es sumamente importante y el descanso o la relajación que termina de conformar el panorama».

No sólo se trata de comer mejor, sino de saber aplicar cada alimento a un momento determinado, además de contar en caso de ser necesario también con suplementos: «es clave el momento en el que se consume cada alimento, que se recomienda y que no. La suplementación está a veces mal promocionada o tiene mala fama pero tiene que ver con que lo suscriben personas que no son idóneas».

Rompiendo con algunos de los habituales mitos, Candelaria Abrines señaló, por último, que no es más cara una dieta que brinda un nutricionista, algo que se refiere habitualmente: «comer mal es mucho más caro, lo importante es adelantarse y organizarse haciendo las compras con tiempo y organizar lo que comerá durante el fin de semana. Se puede gastar muchísimo menos, tiene que ver con el consumo de huevos, carne, pollo, fideos, arroz, cosas que tenemos en la alacena todo el tiempo. Pero esto requiere un trabajo», finalizó.