Otra vez, Aldosivi se quedó sin nada en Mar del Plata

El «Tiburón» pasó de la risa al llanto en un minuto porque tuvo un penal a favor que Arias le atajó a Andrada y apenas un minuto después, Javier Correa anotó el gol que abrió el marcador de contragolpe. Sobre el final del partido, Ignacio Piatti anotó el segundo para Racing en una jugada muy similar. Otra vez, un 0-2 en casa.

Andrada erró un penal en el inicio del complemento (Foto: Prensa Aldosivi)

Aldosivi no puede anotar en su propia casa y tampoco conseguir resultados positivos. Esta noche perdió ante Racing 2 a 0 por la fecha 3 del Torneo 2021 de la Liga Profesional de Fútbol y sigue con su racha negativa jugando en condición de local.

Fue bueno el inicio del equipo local tratando de dominar la pelota como acostumbra, pero agregándole un poco de profundidad en las bandas. Como siempre, faltaba encontrar el espacio en el tramo final de la cancha. Racing estaba planteado más como un equipo vertical con muchos jugadores de corte ofensivo.

Con el correr de los minutos, la «Academia» se paró mejor y empezó a mover el balón para atacar con Lisandro López como eje de juego. El «Tiburón» ya no tenía tanto el balón y además, el campo de juego empezaba a ser un factor más, porque la lluvia durante el día y las heladas de las últimas horas empezaron a mostrar cada vez más marrón y menos verde.

Cuando los dos intentaban sin demasiado peligro en las áreas, llegó una jugada polémica a los 37 minutos. Braida recibió un pase filtrado ingresando al área y le tiró el centro a Cauteruccio. Junto con Sigali, los dos se tiraron al piso y luego de los rebotes, el ex Estudiantes pateó desde el piso y parecía una mano clara aunque Echavarría dijo que no.

Inmediatamente después, Maciel tuvo una posibilidad clara con un remate lejano que Arias sacó hacia un costado y en el rebote, Emanuel Insúa de media vuelta la tiró afuera buscando definir rápido. Los marplatenses habían mejorado en ese tramo final de la primera parte.

Emanuel Insúa tirando el centro (Foto: Prensa Aldosivi)

Ya en el complemento, a los 5 minutos, un Emanuel Iñiguez muy activo se metió al área y lo derribó el recién ingresado Mauricio Martínez. Echavarría cobró penal, pero la ejecución de Andrada fue esquinada aunque al lado donde voló Arias que la desvió, pegó en el palo y terminó saliendo. Maciel no pudo definir en el rebote, ya sin ángulo.

Increíblemente de un penal errado a un gol en contra. Aldosivi fue sorprendido otra vez muy abierto en defensa y quedaron tres jugadores con Iñiguez. Fue Correa, a pase de Cáceres el que definió al arco vacío. Increible inicio del complemento. Encima Racing casi mete el segundo con un córner que el propio Correa trató de esquinar y se fue apenas desviado.

El impacto se sintió en el partido porque el dominio le siguió correspondiendo a los de Avellaneda y, cuando podía, el local trataba de atacar con Franco Pérez ya parado como extremo por izquierda. Luego ingresaron Gil Romero y Guzmán (por Maciel y Andrada). Pudo recuperar la pelota pero seguía sin llevarle peligro al arco de Arias porque Racing se refugiaba y defendía cerca de su arquero, sabiendo que también con un contragolpe podía sorprender a un equipo marplatense que se suele desarmar en la búsqueda del empate.

Fue un partido más cerrado donde el equipo de Fernando Gago no encontraba caminos claros, sólo empujaba en búsqueda del empate esperando que alguna situación tuviera buen desenlace. Los espacios no sobraban pero tanto Guzmán como Zacaría ingresaron para tener juego por adentro ya que se estaba repitiendo en centros.

También tuvo algo de trabajo Devecchi con algún centro por bajo complicado por el estado de la cancha que terminó resolviendo bien. En los últimos minutos, Racing defendió y se sacó la pelota de encima, mientras que Aldosivi metía mucha gente cerca del área pero no tenía claridad. Casi con el tiempo cumplido, Alcaraz tuvo la última pero la tiró afuera sólo de frente al arco. En la siguiente, no falló. Alcaraz esta vez levantó la cabeza y la tocó al centro del área para Piatti que estaba sólo y definió para el 2-0 en una definición muy similar a la del primer tanto.

Una vez más, como local, los marplatenses resignaron puntos. Un karma que los persigue hace un tiempo y que no le permite continuar una curva de crecimiento. Necesita ganar en casa, pero por segunda vez en el campeonato, no pudo hacer y además no anotó goles.