Alvarado no aprovechó el hombre de más y empató con Temperley

El «Torito» tuvo 75 minutos un jugador de más por la expulsión de Franco Díaz pero no pudo pasar del 0 a 0 con Temperley. Contó con situaciones, pero no fue efectivo. Sobre el final, incluso sufrió más de la cuenta.

Alvarado, con estreno de camiseta alternativa, contó con ventaja durante gran parte del partido por la fecha 23 de la Primera Nacional ante Temperley porque jugó con uno más desde los 14 minutos del primer tiempo, pero no pudo pasar del 0 a 0.

La expulsión de Franco Díaz en el inicio del partido, obligó a que los locales se cierren atrás y los de Mar del Plata no pudieron romper ese cerrojo.

El coetjo en cancha de estas características suele tener para el “Torito” como protagonistas a sus extremos por velocidad y habilidad en espacios reducidos. El primer remate al arco lo tuvo Ezequiel Vidal que comenzó de derecha al centro y cuando disparó se fue cruzado pero desviado.

El dueño de casa presionaba la salida sabiendo que los jugadores de Coyette arriesgan con los pases por abajo en cada intento. A los 14 minutos, Franco Díaz fue a disputar una pelota en mitad de cancha con Astina y puso el codo en la cara del delantero de Alvarado. El árbitro Lobo Medina le mostró inmediatamente la tarjeta roja.

El “gasolero” no se quedó esperando y trató de ir a buscar el partido. Contó con una pelota parada donde en la segunda jugada, Bojanich le pegó de volea y se fue muy cerca del palo. Le entregó el dominio de la pelota a los marplatenses que no podían encontrar espacios para la claridad en los metros finales del campo y por eso no contaba con situaciones claras de gol a pesar de la superioridad numérica.

Le faltó creación de juego y el equipo de Ruiz se cerró bien para evitar que encontrara espacios. Arremetió y trató de llegar al área pero todo era entre muchas piernas y sin exigir a Papaleo.

En el complemento, ingresó Juan Ramón Alsina para formar una línea de 3 hundiendo a Julián Vitale y asi se podrían liberar más los laterales para hacer un equipo más ofensivo. Tuvo desde el principio situaciones claras.

Primero un centro de Mieres al corazón del área que encontró a la carrera a Felipe Cadenazzi pero le puso la frente a la pelota y se fue lejos, por arriba del travesaño. A continuación, Ezequiel Vidal quedó de frente al arco en el área y le pegó violentamente, pero esta vez se lució Joaquín Papaleo para sacarla a un costado. En menos de 10 minutos generó una tercera chance en una pared que definió Darío Cáceres dentro del área pero sin ángulo suficiente y la tiró lejos.

Con el correr de los minutos, el «Torito» seguía sin encontrar los caminos, volvió a perder lucidez y por eso Coyette mandó a cancha a Leandro Navarro y «Coquito» Rodríguez para buscar un cambio en el tramo final del campo. Luego, el ingreso de Valiente por Cáceres fue una posibilidad más para empezar a llenar de centros el área rival.

Temperley estaba dedicado exclusivamente a contener a su rival y buscar algun desnivel en el uno contra uno ofensivo. Lo cierto es que ni siquiera podía hasta ese momento poner a trabajar a Pedro Fernández. Pasó un sólo sobre salto con una pelota parada que cayó en el corazón del área donde Rodríguez cabeceó y metió el gol, pero estaba adelantado.

Jugado en ofensiva con Giacomini ingresando por Astina y los tres nueves en cancha, el equipo de Ruiz empezó a tomar más la pelota y jugar con la desesperación de los marplatenses. Contreras tuvo la oportunidad de abrir el marcador con una corrida por derecha donde ya no estaba Cáceres pero el arquero del equipo marplatense la terminó sacando por arriba del travesaño.

Los minutos pasaron y Alvarado siguió sin encontrar respuestas. Con bronca por no aprovechar 75 minutos con un jugador más, los marplatenses siguen careciendo de claridad en la definición.