Alvarado no pasó del empate en su debut

En una actuación de menor a mayor para el equipo de Gastón Coyette, el «Torito» igualó 0 a 0 con Guillermo Brown de Puerto Madryn. En la primera parte fue mejor la visita, pero en el complemento el local justificó la posibilidad de ponerse en ventaja.

Muchas dudas, expectativas y nervios en la previa de una nueva temporada después de 8 meses de parate. Alvarado volvió al Minella con un empate 0 a 0 ante Guillermo Brown de Puerto Madryn en la Fecha 1 de la Zona «A» Reválida del Torneo Transición de la Primera Nacional. Para el estreno de Coyette hubo un rendimiento que fue de menor a mayor.

Los primeros movimientos del equipo de Coyette marcaron un par de tendencias en el juego. Primero la profundidad por la derecha con Mieres yendo hasta el fondo y con Bogado combinando por ese lado. También, la búsqueda del pivoteo en un 9 de las características físicas de Felipe Cadenazzi. Como dato preocupante hubo errores en el mediocampo donde presionaba el rival. Así le entregaron una pelota a Caraballo que fue hasta el área y definió cruzado y desviado. Al principio del cotejo, de un córner casi anota la visita pero el remate se fue muy desviado.

Con el correr de los minutos, el «Torito» empezó a perder consistencia. No tenía la pelota en el mediocampo para genera juego aunque se mostraba Leandro Navarro para hacer ese trabajo. Movía el balón en el fondo, pero no podía romper con precisión la línea media. El equipo de Puerto Madryn lo aprovechaba porque cortaba en ese sector y salía disparado al área. Pasada la media hora, se vio lo mejor del conjunto de Broggi desbordando incluso por las bandas. Nuevamente Caraballo tuvo un cabezazo luego de un buen centro pero Pedro Fernández la despejó antes de que llegue a su compañero para el gol.

La falta de fútbol se notó en la generación de juego porque la dinámica estaba, pero no podían asociarse para trasladarle el juego a los delanteros, sobre todos aquellos que van por las bandas. Fue un primer tiempo con cuestiones para ir ajustando y en ese balance, la visita terminó con una mejor imagen, sobre todo de mitad de cancha en adelante.

El inicio del complemento no fue muy auspicioso porque en la primera jugada otra vez Julián Bonetto casi convierte. Aprovechó una serie de desinteligencias en el fondo para puntearsela a Fernández y, sobre la línea, apareció Fernando Ponce para conservar el empate en el marcador. Después de esa jugada, cambió la actitud del dueño de casa que empezó a elegir la banda izquierda, ahora con las trepadas de Fernando Ponce, para buscar el área.

En la visita se había metido más en el partido el ex Alvarado Julián Bonetto que era lo más punzante de los sureños. Las preocupaciones por lesiones no estuvieron ausentes porque Emiliano Bogado se retiró a los 20 minutos con un golpe en la rodilla y apenas pudiendo pisar. Ingresaron en ese momento Marcos Astina e Iván Molinas (por Malagueño). La más clara la generó a los 28 minutos cuando Alsina se la bajó a Vidal en el área y, luego de dejar atrás al arquero, se quedó sin ángulo y definió a la red pero del lado de afuera.

Astina le hizo bien al ataque local porque se movía entre líneas y en un par de oportunidades se encontró con los buenos pases de «La Bomba» Navarro. Ponce también tuvo la suya en un córner que le quedó en el área chica pero el tiro se desvió al córner en el camino. Las interrupciones, entre cambios y jugadores con dolencias físicas, marcaron el tiempo del juego y no lograron la continuidad deseada en los mejores momentos del dueño de casa.

En el final, el que mejor estuviera físicamente podía marcar una diferencia. Alvarado, casi de casualidad marca, con un centro de Mieres que se fue cerrando y el arquero Agüero llegó a desviarla para que pegue en el travesaño. Giacomini probó de media distancia, apenas por encima del travesaño. Parecía que nada podía quitar el 0-0 en el marcador y así fue.

Con una actuación de menor a mayor, Alvarado tuvo su primer partido en el certamen y sacará muchas conclusiones pensando en lo que se viene.