Duro golpe a la ilusión

Alvarado perdió 6 a 3 con Libertad de Sunchales en el Minella por el partido de ida correspondiente a los 4º de final del Torneo Federal «A» y ahora tendrá que ganar por 4 goles como visitante. Luengo, Blanco y Compagnucci marcaron los goles locales, mientras que Zbrun (2), Cucchi, Sánchez, Gudiño y Correa lo hicieron para los santafesinos.

Alvarado cayó como local y tendrá que ganar por 4 goles para pasar de ronda. (Foto: Florencia Arroyos - Club Alvarado)

Alvarado cayó como local y tendrá que ganar por 4 goles para pasar de ronda. (Foto: Florencia Arroyos – Club Alvarado)

Todo lo bueno que supo hacer Alvarado en la última parte del Federal A, parece irse por la borda en 90 minutos, en los que quedó pendiendo de un hilo en su ilusión de seguir en carrera hacia el ascenso. Porque Libertad de Sunchales fue oportunista y contundente, aprovechó los errores del local y un contexto favorable para las características de sus jugadores y se llevó un 6 a 3 del José María Minella que lo deja muy cerca de la semifinal y al «torito» casi eliminado. El equipo de Duilio Botella irá por la hazaña el próximo sábado, donde deberá ganar por cuatro goles para avanzar a la próxima fase.

Más allá de la lluvia y el frío que no pudo detener a la multitud que llegó al estadio para alentar al equipo, el encuentro comenzó de la mejor manera para Alvarado, porque tomó el control del partido y lo lastimó muy fácil a Libertad, primero con una llegada por izquierda que ni Morán ni Blanco pudieron conectar por el medio y, luego, con una trepada de Compagnucci por derecha que Oliver sacó al córner. De ese tiro de esquina, llegó la apertura del marcador: Damián Luengo metió un centro venenoso, bajo, que picó y salió con más fuerza, Rodrigo Manera no respondió de la mejor manera y fue gol olímpico del «Paisa» para empezar a cumplir la primera parte del objetivo.

Envalentonado, el «torito» fue por más y pudo estirar la cuenta con un cabezazo de Morán que murió débil en las manos del arquero y un derechazo de Ponce que el «uno» retuvo en dos tiempos. De a poco, Libertad empezó a jugar como más le gusta, largo para Zbrun y buscando la velocidad de sus hombres externos. En la primera, avisaron con un centro de Gudiño que Cucchi desperdició errando el cabezazo. En la segunda, a los 26′, empataron el partido. Pelotazo largo de Ybáñez, Zbrun desacomodó a Manuel Madrid, lo camiseteó, el árbitro dejó seguir y el exUnión tocó por encima de Barucco para después empujarla con el arco libre.

El impacto fue grande para el Alvarado, que antes que pudiera reaccionar estaba abajo en el marcador. Porque Libertad movió la pelota, Gudiño buscó adentro a Zbrun, el «9» pivoteó hacia la izquierda para la trepada de Carlos Sánchez y el mediocampista definió fuerte, por abajo del cuerpo de Barucco. El equipo de Duilio Botella se tranquilizó y volvió a empezar, sin tanto apuro y tratando de llegar por las bandas. Morán lo tuvo para definir, se la quiso dar a Blanco e Ybáñez sacó al córner. Otra vez esa vía le dio rédito al local, porque Luengo complicó a Manera que sacó con los puños mal, cayó casi sobre la línea y Alexis Blanco selló el 2 a 2 con el que se irían al descanso. En el medio, un tiro libre de Ceballos fue bien resuelto por el arquero visitante y Patricio Cucchi no pudo entrarle de lleno en posición de gol a otra buena acción de espaldas al arco de Zbrun.

La cancha estaba cada vez más pesada y más rápida, entonces, los minutos jugaban a pedir de Libertad, con jugadores veloces que iban a encontrar espacios. Más, cuando Alvarado iba hacia delante a buscar la ventaja. Y eso pasó a los 13′, Compagnucci iba a jugar la pared con Blanco pero lo frenaron con falta, el «9» tuvo que hacer la individual y la perdió, Boca dejó salir y la contra fue letal. La arrancó el lateral izquierdo en su posición, pasó por Correa en el medio, siguió hacia Gudiño tirado por la derecha y la terminó Cucchi, de palomita, en el punto penal para el 3 a 2 de los santafesinos.

Lo que podía ser un duro golpe, lo resolvió rápido el equipo de Botella, porque dos minutos más tarde, la pelota llegó al área rival, Morán se tomó un segundo más para habilitar a Blanco, Felipe se cayó y el exFerro de Pico no fue egoista y se la dio a Compagnucci para que la empujara con el arco libre. Otra vez como al principio, locura en el José María Minella y media hora por delante.

El partido estaba para cualquiera de los dos. Alvarado iba sin tanta claridad y Libertad esperaba y apostaba a la pelota larga para Zbrun y para las corridas de Cucchi y Gudiño. Pero ninguno de los dos era profundo y el resultado se amoldaba a lo que era el partido. Sin embargo, en un ratito, el «torito» se quedó sin nada. Sánchez recuperó una pelota cerca del área de Barucco, tocó al medio para Gabriel Correa y el experimentado mediocampista sacó un derechazo que se desvió en el camino, descolocó al arquero y terminó en el fondo del arco.

Quedaba menos tiempo y Alvarado quería empatarlo. Sin desesperarse, sin enloquecerse para no quedar mal parado, se paró en campo rival. Y Libertad hizo un culto a la contra y la contundencia. Otra vez interceptaron un pase en el medio, abrieron para Bellingi que metió un derechazo bajo, la pelota dio en el palo y quedó bollando sobre la línea, nadie la pudo sacar y Matías Zbrun la punteó para sentenciar el 5 a 3. El último mazazo, casi sobre la hora, lo asestó Gudiño. El premio para el mejor jugador del partido, que ganó en velocidad luego de un pelotazo largo, enfrentó a Barucco y tocó suave, contra el caño izquierdo.

La gente alentó bajo la lluvia y agradeció la entrega del equipo, que se fue envuelto en aplausos más allá de la derrota. Pudo ser el último partido del semestre en el Minella y la gente no se quiso quedar sin demostrarle el cariño que el grupo encabezado por Duilio Botella se ganó, más allá de lo que pase en Sunchales. Que revertir la serie es difícil está claro, que tiene que ganar por cuatro goles y sería una hazaña también, pero el fútbol es fútbol y está hecho para milagros. Golpeados, heridos, los jugadores se fueron de la cancha con el dolor de no haber tenido su mejor tarde, pero con la seguridad de que no se sentirán afuera hasta no jugar esos últimos 90 minutos y dejar bien alta la bandera de Alvarado en la revancha.

Síntesis

Alvarado (3): Rodrigo Barucco; Sebastián Corti, Ramiro Jorge, Manuel Madrid y Gastón Martínez; Gabriel Compagnucci, Damián Luengo, Fernando Ponce y Ezequiel Ceballos; Jonatan Morán y Alexis Blanco. DT: Duilio Botella.

Cambios: ST Emanuel Hermida por Morán, Nahuel Santos por Martínez y Federico Almerares por Ceballos.

Libertad (Sunchales) (6): Rodrigo Manera, Joaquín Beltramo, Luis Ybáñez, Francisco Oliver y Javier Felipe; Gabriel Gudiño, Gabriel Correa, Carlos Sánchez y Gaspar Triverio; Patricio Cucchi y Matías Zbrun. DT: Danilo Tosello.

Cambios: ST Francisco Bellingi por Triverio, Nicolás Guzmán por Sánchez y Pedro Monge por Cucchi.

Goles: PT 8′ Luengo (A), 26′ Zbrun (L), 28′ Sánchez (L) y 32′ Blanco (A); ST 13′ Cucchi (L), 15′ Compagnucci (A), 33′ Correa (L), 39′ Zbrun (L) y 44′ Gudiño (L).
Árbitro: Bruno Bocca, de Bahía Blanca
Estadio: José María Minella.

Resto de los cuartos de final

Ferro de Pico 1 – Unión Aconquija 2
Sportivo Belgrano 0 – San Martín (Tucumán) 1

Lunes

22hs. Juventud Antoniana vs. Defensores de Belgrano (VR)