Román Palet: «Fueron días impagables, indescriptibles»

El entrenador de remo Román Palet habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su experiencia junto a Brian Rosso en Rio 2016. «Entrar al Maracaná fue algo maravilloso» dijo sobre la ceremonia inaugural. Sus encuentros con Ginóbili, Scola y la admiración por las grandes figuras.

Román Palet en Río de Janeiro.

Román Palet en Río de Janeiro.

Después de su experiencia en Río 2016, Román Palet fue uno de los primeros marplatenses que estuvo en los Juegos Olímpicos y regresó a trabajar en la ciudad. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) contó esta particular experiencia que no sólo tiene que ver con la competencia, sino con lo que sucede en una Villa Olímpica: «fueron días impagables, indescriptibles y la pasamos muy bien», dijo.

En lo deportivo, el 15° puesto de Brian Rosso entró en el análisis de su entrenador desde dos aspectos: «el balance lo divido en dos. Primero en el cumplimiento del objetivo que era entrar en semifinales, estuvimos muy cerca. Tuvimos un cruce de cuartos de final muy duro con tres rivales que hicieron oro, bronce y cuarto puesto, fue una regata para aprender mucho. En lo posicional fue muy bueno, salimos 15 sobre 36 corredores», señaló. Luego abundó: «lo segundo es haber rendido al 100% de lo que nos habíamos preparado. Dio todo el potencial, la Final «C» fue su mejor regata y bajó los 6:59 que tenía como mejor marca. Corrió a la altura de la circunstancias, la peleó hasta los últimos metros».

https://www.youtube.com/watch?v=iVJn7lldDzs

Ahora a la distancia, también se refirió a aquél problema que debió afrontar junto con su entrenado y con Lucía Palermo con la demora en la llegada de los botes: «es algo que molesta porque habíamos planteado la forma de llevar los botes y ni siquiera nos escucharon. Así salieron las cosas. A este nivel, estas fallas no se pueden tener, no puede pasar eso, sobre todo hecho por gente inoperante que no escuchan a la gente que está en el tema. Se creen que porque manejan dinero pueden decidir sobre la vida de los deportistas cuando no es así». En lo deportivo, no hubo mayores consecuencias: «no nos provocó nada más que fastidio. En lo físico-técnico no nos influyó», aclaró.

Sin embargo, Román Palet debió lidiar con algunas cuestiones alrededor de este tema a los que no estaba acostumbrado y formaron parte de la experiencia olímpica. «Jamás había tenido que manejar el tema de la prensa en un evento como sucedió ahora. Como era el jefe de equipo recibía llamados de periodistas que querían hablar con los chicos. En ese trato con los periodistas deportivos y algunos que se llaman «deportivos», nos dimos cuenta quien va en busca de sangre y quien no», aclaró.

LA EXPERIENCIA PERSONAL

Román Palet estuvo 3 semanas dentro de la Villa Olímpica, algún tipo de récord dentro de la delegación argentina deben haber conseguido por el deporte que representan. Está claro que a lo largo de 21 días dentro de los edificios vivieron muchas experiencias particulares, desde el mismo arribo: «nos llevamos la sorpresa de que el departamento que nos tocó estaba impecable, no tuvimos ningún inconveniente».

Se han cruzado con distintas estrellas, pero siempre los grandes deportistas del país tienen un aura particular. «Estábamos en el comedor un día y Scola almorzaba sólo. Se paró y se vino a comer con nosotros. Nos habló de igual a igual, nos preguntó sobre nuestro deporte buscando detalles, los chicos le preguntaban también como estaba la Selección», contó.

No fue la única experiencia con integrantes de la Generación Dorada: «estuvimos con Emanuel Ginóbili yendo para el desfile en el colectivo y tratamos de preguntarle por lo extradeportivo, los deportistas tienen que ver que hacen los más grandes cuando se están por retirar o que hacen con el dinero que pueden ganar», dijo sobre uno de los aspectos importantes en la vida del deportista.

Otro de los momentos importantes que le tocó vivir fue la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos: «la ceremonia inaugural fue extraordinaria. Estuve mucho tiempo pensando en el desfile olímpico y entrar en el Maracaná fue algo maravilloso».

No todo era ver o hablar con los argentinos porque tuvieron oportunidades de sobra para cruzarse con grandes figuras mundiales: «me sorprendió la humildad de Rafael Nadal y de Djokovic, tenían predisposición para sacarse fotos con todos. Son personas que no pueden dar tres pasos sin que alguien le pida una foto o un autógrafo. Phelps estuvo, Bolt llegó y así como llegó se tuvo que ir porque todo el mundo lo buscaba. Te das cuenta, los famosos como manejan este tema», contó Palet.

Estas experiencias llevan a trabajar con mayor entusiasmo pensando en la próxima cita que hoy parece lejana pero 4 años pasan muy rápido: «sabemos que hasta el próximo juego olímpico, los 4 años pasan rapidísimo, vamos a trabajar despacio en función de estos 4 años. No se si me tocará estar a mí como parte del cuerpo técnico pero Cristian y Brian van a trabajar para estar en Tokyo», concluyó.