Fiel a su presente, otro gran triunfo de Aldosivi fuera de casa

El conjunto marplatense ratificó sus dos caras, esta vez con un nuevo triunfo, el segundo consecutivo como visitante por el Torneo 2021 de la Liga Profesional de Fútbol. Fue 2-1 en el «Gigante de Arroyito» ante Rosario Central. Los dos goles fueron de Gastón Lodico que fue la figura de la cancha y descontó Gastón Ávila.

Festejo de gol de Aldosivi en Rosario (Foto: Prensa Rosario Central)

Aldosivi tiene dos caras cada vez más evidentes. Cuando juega en el Minella no puede convertir goles y termina cayendo; pero cuando sale de Mar del Plata juega mejor, convierte y suma puntos importantes. El «tiburón» superó por 2 a 1 en el «Gigante de Arroyito» al siempre complicado Rosario Central y suma 6 unidades en el Torneo 2021.

Fueron intensos los primeros 45 minutos, con dos equipos que prodigaban la dinámica y tenían la velocidad como principal característica. Aldosivi por la forma en la que se armó el 11 inicial, iba a ser más de juego directo ya que no tenía jugadores que pudieran hacer la pausa. Esa manera de expresar el juego, le abrió pocos espacios porque Central tampoco se los ofrecía con una defensa sólida.

El dueño de casa contó con dos situaciones. Primero fue con Lucas Gamba que fue más veloz que Emiliano Insúa para quedar mano a mano con Devecchi pero sin ángulo. Le pegó fuerte y el arquero con sus piernas tapó el remate. El delantero ex Unión volvía de una lesión y debió abandonar la cancha a los 27 minutos reemplazado por Diego Zabala. Recién sobre los 35 minutos fue la siguiente situación con un pase de primera de Ojeda que habilitó a Marinelli (pasó a jugar de delantero con la salida de Gamba) de frente al arco entre los centrales. Le pegó como venía y tapó muy bien el arquero de Aldosivi.

El «Tiburón» no contó con situaciones claras. Sólo un tiro libre de Lodico que se desvió en la barrera y se fue al córner cerca del arco defendido por Romero. La siguiente en la que llegó al área con peligro y donde encontró puntería en los centros fue en la apertura del marcador. Malcom Braida, de lo mejor del primer tiempo, combinó con Cerro por derecha y tiró el centro para Cauteruccio. El delantero la quiso empujar pero la desvió hacia afuera del arco. Malcom siguió corriendo y llegó tirandose al piso a ensayar un nuevo centro atrás antes que se vaya la pelota. Ahí entró Gastón Lodico, también cayendose para empujarla al arco vacío. Ventaja a favor del equipo de Gago justo antes de terminar el primer tiempo.

Antes del final, Cerro le metió un pase por encima de la defensa a Braida que en la primera le erró a la pelota, pero en la segunda remató ante el cierre del arquero. Podría haber sido un amplio 2-0, pero se fueron al descanso ganando por la mínima diferencia.

Malcom Braida también tuvo un buen partido, sobre todo en el primer tiempo (Foto: Prensa Rosario Central)

En el inicio del complemento, la primera la generó Rosario Central con un remate de Damián Martínez que fue directo al centro del arco donde Devecchi despejó el peligro con los puños. Los marplatenses también comenzaron a inquietar con un Braida que, con el correr del torneo, está tomando cada vez más preponderancia. Cauteruccio también tuvo la suya con una pifia en el intento de despeje que le dejó el balón de frente al ex Estudiantes. El remate le salió al medio donde respondió bien Romero.

Los dirigidos por Cristian González presionaban por el empate. Vecchio metió un balón colgado para Damián Martínez que metió un buen centro. Salió Devecchi a buscarla pero antes la desvió Zabala y en el segundo palo, Francesco Lo Celso la frenó de frente al arco y cuando el arquero volvía a achicar, la tiró por arriba del travesaño. De a poco, el «Canalla» tenía más la pelota con la conducción de Vecchio y los remates por sorpresa de Martínez que siempre aparecía como un atacante más.

Gago decidió jugar con Andrada de 9, Lodico como puntero por izquierda y Federico Gino que ingresó para reforzar el mediocampo. Sin embargo, no podía frenar los ataques del rival antes de que llegaran al área. Ahí fue cuando los fallos de Echenique empezaron a «calentar» el partido (incluido un penal de Coloccini) con los reclamos del local constantemente. Ese momento de desconcierto lo aprovechó Aldosivi con trepadas de sus laterales. Primero Insúa que metió el centro atrás cuando estaba sólo Braida en el segundo palo y luego Indacoechea que tiró una diagonal y tardó mucho en acomodarse por lo que se recuperó bien el arquero Romero.

A los 34 minutos llegó la pinturita de la tarde. Otra vez Lodico se generó todos los espacios. Dejó con un enganche en el camino a Damián Martínez y luego definió al segundo palo, se llegó a desviar en Ferreyra antes de ingresar al arco. Después de eso, Gago cerró el partido y Central salió a buscar el descuento, pero lo logró recién a los 50 minutos con un cabezazo de Gastón Ávila de cabeza.

En su versión de dos caras habitual, volvió a lograr otra importante y gran victoria como visitante. Ahora, queda la deuda pendiente de tener una sola cara y recuperarse en el Minella el próximo lunes ante Defensa y Justicia.