Aldosivi ganó un partidazo para despedirse de su gente

El «Tiburón» lo perdía 2-0 ante Argentinos Juniors por los goles de Gabriel Ávalos, pero descontó gracias a Hauche que jugaba un partido especial, lo expulsaron a Moyano y con un hombre más, la historia cambió. Zacaría (que entró por el lesionado Milo) empató antes del final del primer tiempo y en el complemento, Malcom Braida marcó el definitivo 3-2. Además, Florentín erró un penal. Pasó de todo, pero festejó el local que llega a 30 puntos en el torneo.

Malcom Braida convirtió el gol del triunfo para el «Tiburón» (Foto: Prensa Aldosivi)

Partidazo en el Minella. Aldosivi lo perdía 2-0 ante Argentinos Juniors pero por primera vez en el campeonato pudo dar vuelta un marcador adverso. Pudo descontar gracias a Hauche, expulsaron por doble amarilla a Moyano y Zacaría lo empató antes del final del primer tiempo. En el complemento, siguió el show con el gol de Braida que puso el 3-2 que sería el resultado del partido, pero antes Florentín erró un penal.

Lo números de Martín Palermo desde que llegó al equipo de nuestra ciudad son muy buenos. Ganó 5 partidos, empató 2 y perdió 3, sumando 17 de los 30 puntos que disputó.

Desde un primer momento tuvo buena circulación de balón el dueño de casa aprovechando los espacios entre los tres centrales que dejaba el rival. Primero tuvo una buena opción Rufino Lucero con una diagonal luego del pivoteo de Cauteruccio pero el control se le fue largo. Luego fue turno de Braida que aprovechó un pase en profundidad de Hauche para quedar de frente al arco y sobre el cierre de su marcador, le pegó a las manos de Lanzillota.

Argentinos fue profundo primero por derecha sin precisión y luego, Carabajal presionó a Cerro en la mitad de la cancha y cedió para Florentín. El centro que tiró esperando la llegada de sus compañeros tenía otro destino pero en el camino Ávalos la cabeceó sorprendiendo a Devecchi que no pudo reaccionar. Rápidamente estaba abajo en el marcador.

Como pasó gran parte del campeonato, después del gol, le costó recuperarse y no tuvo reacción. Perdió las buenas asociaciones que tuvo y no pudo generar más peligro. Por el contrario, Gabriel Carabajal se hizo dueño del partido manejando todas las ofensivas de su equipo. Tuvo el segundo a los 20 minutos pero salvaron en la línea y a los 23, una jugada calcada al primer gol terminó con el 0-2. Carabajal tiró un centro con poco recorrido pero perfecto a la cabeza de Ávalos que no falló, esta vez cruzando el remate.

Tardó unos minutos, pero Aldosivi reaccionó. Había dejado en evidencia espacios entre los tres centrales que se podían explotar y por ahí llegó el descuento. Miers se adelantó con la pelota y metió un pase para Cauteruccio que moviéndose hacia la izquierda tiró el taco para el ingreso de Hauche sólo. Justamente el ex Argentinos que se fue por una pelea con Milito, anotó pegado al palo para darle esperanza al local.

Casi inmediatamente en una infracción innecesaria, Moyano vio la segunda amarilla en el equipo visitante y se quedaba con 10. Minutos de desorientación para Milito y compañía que puso a Kalinski en cancha buscando que no se rompa el partido en el mediocampo. Poco después, Federico Milo fue a buscar una pelota contra el lateral y terminó tomándose la zona posterior de la pierna. Su lugar fue para Jonathan Zacaría. El zurdo tuvo una opción de media distancia pero se fue afuera. Estaba posicionado más adelante y tenía más la pelota el equipo del puerto. Lo que antes avisó, luego lo terminó de concretar. En la última jugada del primer tiempo, la peleó Hauche y cedió para Zacaría que se hizo el espacio para pegarle de derecha e igualar el marcador.

Zacaría celebrando su primer gol con Aldosivi (Foto: Prensa Aldosivi)

Increíblemente, en el inicio del segundo tiempo, Argentinos tenía más y mejor la pelota, merodeando el área del «Tiburón». Era todo mucho más trabado pero de a poco, los espacios los empezó a ocupar mejor el equipo marplatense. En el cuarto de hora, otra vez Hauche de gran partido, recibió de Maciel y metió un pase en cortada exquisito para dejar a Braida de frente a Lanzillota. Esta vez, el ex Instituto definió fuerte arriba para poner el 3-2 y dar vuelta una desventaja que parecía muy grande.

El partido estaba abierto porque el «Tiburón» también tenía flaquezas defensivas y con la insistencia por momentos preocupaba. Primero la tuvo Cabrera pero no le acertó al arco con el tiro de frente al arco y luego Ávalos pudo haber sumado el tercero personal luego de un centro que se desvió en Devecchi. El delantero la tomó de aire y la tiró por arriba del travesaño. En la tercera, Coloccini fue a cerrar a espaldas de Lucero y le tiró el cuerpo encima a Cabrera. Merlos cobró penal ante el reclamo generalizado. Florentín tuvo la oportunidad de empatarlo, pero la tiró también arriba del horizontal.

La diferencia mínima dejaba todavía ilusionado a la visita que lo seguía intentando con las herramientas que tenía ante la inferioridad numérica. Lo tuvo también Ávalos con un centro atrás que lo tomó bien parado después de una corrida de Sosa, pero la tomó muy abajo y la tiró lejos del arco. Los marplatenses lo aguantaron y lo manejaron sin sufrir más. Tuvo de contragolpe la oportunidad de ampliar la diferencia pero Zacaría equivocó el último pase.

Por primera vez en la temporada, Aldosivi dio vuelta un partido con características muy particulares y suma 17 puntos de la mano de Palermo de 30 disponibles. Una buena manera de cerrar el año como local y ahora a busca más unidades a La Plata visitando a Estudiantes.